Fumar en el embarazo incrementa el riesgo de muerte súbita del lactante

Una investigación estadounidense concluye que fumar en el embarazo incrementa el riesgo de muerte súbita del lactante, además, el número de cigarrillos que se fuma incrementa proporcionalmente dicho riesgo. Los resultados no hacen más que reafirmar que se debe evitar el tabaco desde el momento en el que se platea la concepción.

Fumar y muerte súbita

Una investigación realizada por expertos del Seattle Children’s Research Institute (Instituto de investigación infantil de Seattle) de Estados Unidos, concluye que fumar en el embarazo incrementa el riesgo de muerte súbita del lactante a más del doble, si se compara con las mujeres que no fumaron durante la gestación.

Los investigadores comentan que cada año, en el país mueren más de 3.700 bebés de hasta 12 meses de edad por causas relacionadas con el sueño, por ejemplo, por el síndrome de muerte súbita del lactante, por asfixia accidental, etc. Desde hace tiempo se ha relacionado el hábito de fumar de las madres con un mayor riesgo de muerte súbita e inesperada del lactante, pero, en esta ocasión, el nuevo estudio ofrece nuevas evidencias sobre cómo reducir o dejar de fumar podría mejorar las probabilidades de supervivencia de los bebés.

Los expertos examinaron los datos de más de 20 millones de nacimientos y más de 19.000 casos de muerte súbita del lactante entre los años 2007 y 2011 de la base de datos de los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos). De todo este volumen de datos, se concentraron en 11.000 casos de muerte súbita de los bebés, cuyas madres habían estado fumando durante el embarazo.

Tras el análisis de los datos, se han obtenido varias conclusiones, los expertos comentan que fumar un solo cigarrillo al día durante la gestación, duplica el riesgo de muerte súbita e inesperada del lactante, que las madres que fumaron en los tres meses previos al embarazo y dejaron de fumar en el primer trimestre de gestación, tenían un 50% más de posibilidades de que el bebé sufriera una muerte súbita en comparación con las embarazadas no fumadoras.

Reducir el consumo de tabaco rebajaba un 12% el riesgo de muerte súbita frente a las madres fumadoras que no redujeron el consumo de tabaco, por otro lado, las mujeres que dejaron de fumar tenían un 23% menos riesgo de que sus bebés sufrieran muerte súbita en comparación con las mujeres que siguieron fumando. Hablando de las mujeres que fumaron durante la gestación, los expertos comentan que aumentar el hábito de fumar incrementaba las posibilidades de muerte súbita un 7%.

Hay que decir que este estudio no se diseñó para demostrar causalidad entre el hábito de fumar y la muerte súbita del lactante, tampoco se tuvo acceso a los datos relacionados con el hábito de fumar de las parejas de las mujeres u otros adultos del entorno de las mujeres, lo que indica que se podía haber subestimado la exposición de los bebés al humo del tabaco. Algunas mujeres fuman durante el embarazo y después del parto, por lo que este es un problema a la hora de discernir entre la exposición prenatal y postnatal al humo.

De todos modos, existen varios estudios que asocian la exposición al humo postnatal con un mayor riesgo de muerte súbita, además, el tabaco incrementa el riesgo de que los bebés sufran diferentes enfermedades respiratorias, asma, etc. Los resultados no hacen más que reafirmar que es necesario dejar de fumar antes de intentar concebir al bebé a fin de reducir los riesgos e incrementar las posibilidades de que el pequeño goce de una buena salud.

Los expertos recomiendan, además, seguir las pautas de prevención de la muerte súbita una vez que el bebé está en el hogar a fin de reducir el riesgo. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Pediatrics.

Foto | Mohammed A. Fadil

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...