Formas para llevar a tu bebé cómodamente

Antes de salir de paseo con un bebé es necesario pensar cual será el medio más confortable para portarlo, mejor es reflexionar en las opciones antes de tomarlo en los brazos y salir. Un porta-bebés no estaría de más.

cargarbebe

Para muchos padres con el primer bebé comienza una etapa de descubrimientos. Entre las cosas nuevas en que se debe pensar es cómo transportar de manera cómoda al pequeño, hacer lo posible para que el bebé esté a gusto con su posición durante el viaje y que la madre o el padre lo porten sin sufrimientos.

Un niño puede cargarse desde su nacimiento hasta aproximadamente los 36 meses de edad, así que siempre es bueno tener un repertorio de alternativas para que el camino no sea monótono y para cambiar de posturas cuando alguna opción empieza a ser agotadora.

La opción convencional es cargar al bebé en los brazos, para los más pequeños se podrá recostar su cabeza, aún frágil e inestable, sobre hombro del adulto sujetándola con una mano mientras que el otro brazo actúa como asiento para el pequeño.

Sin embargo, llevar al bebé en brazos en trayectos largos puede resultar fatigante y la madre tendrá las dos manos ocupadas, así que usar un porta-bebé o canguro puede ser más práctico porque el pequeño se cargo de la misma forma que una mochila y los brazos de quien lo lleve estarán libres.

En el porta-bebé los padres podrán colocar a sus hijos desde que son recién nacidos hasta luego de que aprendan a caminar. Además, existen distintos modelos para todos los gustos y adaptados a la edad del infante.

Fular o porta-bebé

El fular es un medio versátil y ergonómico para cargar el bebé durante viajes cortos o largos, la tela le brinda el confort que necesita por su suavidad. Con él se pueden hacer decenas de amarres y se ajusta tanto al cuerpo de la madre como al del niño. Los amarres se pueden aprender rápidamente y no es necesario rehacerlos cada vez que se saque al bebé del fular.

La posición más usada consiste en colocar al niño de una forma similar a la posición fetal pero con las piernas abiertas, como si fuera una rana, mientras su cabeza descansa en el pecho del portador, allí se sentirán tan cómodos que podrán dormir sin problemas. Cuando el bebé esté un poco más grande será posible colocarlo con vista al frente para que descubra mejor el entorno o llevarlo en la espalda.

Hay porta-bebés tipo mochila con hasta tres posiciones diferentes, son ajustables con tirantes, acolchonados y algunos tienen un babero incluido.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...