Firefly, fototerapia para recién nacidos

Ictericia tratamiento

La ictericia fisiológica, también denominada ictericia neonatal o ictericia del recién nacido, es una alteración que afecta especialmente a los bebés prematuros por la inmadurez del metabolismo. Se produce un aumento de bilirrubina en la sangre al no ser eliminada a través de la bilis. El proceso de eliminación no se produce correctamente y una de sus consecuencias es el color amarillento de la piel, el blanco de los ojos o la mucosa. Un método para descomponer la bilirrubina en biliverdina, es la exposición del bebé a una luz azul cuya longitud de onda es de 240-448 nm (nanómetros). Hoy podemos conocer el diseño de Firefly, un sistema de fototerapia para recién nacidos que sufren ictericia severa y que se ha desarrollado por el programa ‘Desarrollo de Tecnología del Recién Nacido’, un fabricante vietnamita y East Meets West Foundation, fundación que facilita la creación y desarrollo de soluciones innovadoras, eficaces y baratas para los países más desfavorecidos.

Habitualmente, un recién nacido que sufre ictericia severa debe someterse a un tratamiento en el que se expone durante 5 horas a la fototerapia, posteriormente el bebé vuelve con su madre para que pueda disfrutar de la lactancia materna y después vuelve a someterse al tratamiento cinco horas más, es un ciclo que se repite y que requiere mayor esfuerzo, atención y recursos económicos. El transporte del bebé desde la Unidad Neonatal de Cuidados Intensivos es una constante al igual que la constante supervisión para garantizar que el bebé recibe la correcta y máxima exposición a la fototerapia, algo que no pueden permitirse los hospitales rurales o los centros médicos de los países en vías de desarrollo, la solución se encuentra en Firefly.

Firefly juega un papel importante en este caso, fue introducido por primera vez en Vietnam para el tratamiento de bebés que padecían ictericia. El sistema está formado por una sola pieza, una pequeña cuna que cuenta con una fuente de luz azul proyectada desde encima y debajo de la cuna, garantizando que el bebé recibe un tratamiento de fototerapia con la máxima eficacia y reduciendo la necesidad de supervisión. Es decir, se puede instalar en la habitación de las recién estrenadas mamás sin temor a que el bebé no reciba correctamente el tratamiento, la luz azul traspasa incluso las sábanas o mantas, el sistema es muy resistente y no requiere cuidados y supervisión continua como las otras unidades de tratamiento.

La madre puede estar más tiempo con su bebé, se eliminan los continuos traslados desde la UCI a la habitación, y además, el tratamiento se aplica con mayor eficacia dado que como hemos indicado, se garantiza una constante exposición a la luz azul. La madre puede alimentar al bebé a demanda y los periodos en los que el bebé no está expuesto a la luz se reducen. Firefly es una gran solución y además su coste es más reducido (dos veces menos) que los actuales sistemas de tratamiento y exposición. Hay mucho más que destacar, a través de la web de Design That Matters podréis conocer más detalles sobre Firefly.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...