¿Existe mayor riesgo de defectos congénitos en gemelos por un tratamiento de fertilidad?

Según una investigación realizada en Estados Unidos, no existe un mayor riesgo de defectos congénitos en los gemelos que han nacido por un tratamiento de fertilidad. Hay que decir que el estudio no es concluyente, ya que no se ha contado con todos los datos necesarios, sin embargo, si hay un dato esclarecedor, la mayor tasa de nacimientos gemelares no ha provocado que aumente la tasa de defectos congénitos en el país.

Gemelos

Ciertos estudios han apuntado que los tratamientos de fertilidad aumentan el riesgo de defectos congénitos en gemelos, pero algunos resultados no han sido concluyentes, otros han tenido errores de procedimiento al no contar con la información sobre posibles factores de confusión que pueden alterar los resultados. Por estos motivos, un grupo de expertos del CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos) decidió llevar a cabo un estudio para arrojar un poco más de luz sobre este tema.

En esta investigación se concluye que los gemelos tienen un mayor riesgo de sufrir defectos congénitos que un bebé nacido de una gestación única, pero los tratamientos de fertilidad, según los datos obtenidos no aumentan este riesgo. Los expertos apuntan de todos modos que hay que ser prudentes, dado que las estadísticas sobre los bebés y sus defectos congénitos (hablando de gemelos) son limitadas, ya que sólo se analizaron los nacimientos de gemelos hasta el año 2007.

En la investigación se analizaron los bebés nacidos entre el año 1997 y el año 2007 en 10 Estados diferentes de Estados Unidos, encontrando que la probabilidad de un defecto congénito era mayor en el nacimiento de gemelos. En las madres que se habían sometido a un tratamiento de fertilidad, los bebés tenían un riesgo más elevado de sufrir 5 de 25 defectos congénitos diferentes, aunque el riesgo de estos defectos no se pudo calcular de forma precisa, ya que eran muy pocas las madres que se habían sometido a un tratamiento de fertilidad.

Sin embargo, en las madres que tuvieron gemelos sin haberse sometido a un tratamiento de fertilidad, el riesgo era mucho más elevado, los bebés tenían más riesgos de sufrir 29 de 45 defectos congénitos, de nuevo, algunos de estos riesgos no se pudieron calcular, aunque la diferencia entre ambos grupos ya es apreciable. Uno de los mayores riesgos de defectos congénitos en bebés gemelares concebidos con tratamientos de fertilidad eran los defectos en el corazón y en los ojos, en los bebés nacidos sin tratamiento de fertilidad, el mayor riesgo era también defectos en el corazón y un defecto en la pared del abdomen.

Se aprecia que existen diferentes tipos de defectos congénitos con mayor prevalencia en ambos grupos, pero no que exista un mayor riesgo de sufrir este tipo de problemas en los bebés gemelares que nacen por un tratamiento de fertilidad. Estos resultados, en principio, deberían tranquilizar a esas madres que conocen esos estudios que apuntan un mayor riesgo de defectos en los nacimientos de gemelos concebidos por técnicas de reproducción asistida.

En Estados Unidos el nacimiento de gemelos se ha incrementado desde que se empezaron a utilizar los tratamientos de fertilidad, del mismo modo que han aumentado en otros países del mundo, de ahí que la preocupación sea generalizada a raíz de esos estudios que apuntaban mayor probabilidad de defectos en los bebés. Sin embargo, hay que decir que la mayor tasa de nacimientos no ha provocado que varíe la tasa de defectos congénitos que se ha mantenido estable, en torno a un 3% de los nacimientos. Si los tratamientos de fertilidad tuvieran mayor riesgo, esta tasa se habría incrementado.

Este estudio pretendía arrojar luz, pero ha proporcionado datos poco concretos, se debería haber estudiado el grupo de nacimientos de los últimos 10 años y no de un periodo en el que la ciencia médica no estaba tan avanzada como ahora. Nos quedamos con la última conclusión que es bastante significativa, que haya aumentado el número de partos gemelares y no el porcentaje de bebés con defectos congénitos ya es bastante significativo. Podéis conocer todos los detalles del estudio realizado por el CDC en este artículo publicado en la revísta científica Journal of Epidemiology & Community Health.

Foto | Christina Spicuzza

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...