Exantema súbito en bebés

bebe

Desde el momento de su nacimiento el bebé se encuentra vulnerable a una amplia variedad de enfermedades y problemáticas que pueden afectar a su salud, a medida que crece hay ciertas dolencias que pueden aparecer en diferentes momentos de su vida, y si bien es mas que lógico que ningún padre quiere que su pequeño se sienta mal, lo mejor en todo caso es instruirse y saber sobre que situaciones hay que estar alerta.

Una de esas enfermedades por ejemplo es el exantema súbito en bebés, también conocido como roseola infantil o exantema del tercer día, es una enfermedad sumamente frecuente que ataca a los más pequeños del hogar, y en principio debemos definirla como una afección virosica. Generalmente las principales victimas de estas molestias son los bebés y los niños menores a un año de edad, motivo por el cual se la conoce como la sexta enfermedad.

El virus que produce el exantema súbito en bebés es el Herpes virus tipo 6, que se caracteriza por producir fiebres altas en el organismo del bebé, además de una característica erupción en la piel, afectando aproximadamente a un 30% de los niños entre los 4 y los 24 meses de vida, siendo menos frecuente en los niños en edad escolar.

La enfermedad se incuba en un periodo de 5 a 15 días, teniendo en cuenta desde el momento del contagio hasta la aparición de los síntomas, y si bien no se conoce bien cual es el medio de transmisión, se cree que las vías respiratorias serian un buen canal de entrada al cuerpo. Hasta el momento no hay vacuna alguna para prevenir que los bebés se vean afectados por el exantema súbito, una vez detectada debe vivirse el proceso, alejando al pequeño infectado de otros niños para evitar el contagio, que es latente hasta que desaparece la erupción.

El exantema súbito en bebés es muy fácil de diagnosticar, aunque en muchas ocasiones la similitud de los síntomas a otras afecciones confunde a los padres o médicos, creyendo que acaso el niño esta padeciendo un proceso alérgico. La primer manifestación de la enfermedad es una fiebre alta que puede llegar a los 40 grados centígrados, en algunos casos bebés han sufrido convulsiones por las altas temperaturas, pero en casos comunes la fiebre alta no esta acompañada ni de vómitos, ni tos. La fiebre generalmente desaparece con tratamiento común dentro de las 48 a 72 horas, momento en el cual aparece el segundo síntoma que determina el diagnostico: la erupción.

La erupción del exantema súbito en bebés se caracteriza por una aparicion de granitos rosados que comienzan en el pecho y se diseminan por la cara, el abdomen e inclusive, las extremidades. Las manchitas que cubren el cuerpo de los pequeños no pican, ni generan ningún malestar cutáneo, por lo general desaparecen tres días después de ser divisadas.

Al tratarse de una enfermedad benigna generalmente los síntomas aparecen y desaparecen solos sin causar mayores perjuicios en el bebé mas que incomodidades. No hay un tratamiento específico, sino que se va tratando al paciente según sus síntomas, controlando sobre todo la fiebre, para evitar que la temperatura suba más de la cuenta, en ese caso si puede tornarse peligroso. Luego de que el bebe haya pasado por el proceso del exantema súbito no volverá a padecerla, ya que se auto inmuniza.

Vía | Babysitio
Foto | Rumpleteaser de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...