Evitar las infecciones alimentarias

Evitar las infecciones alimentarias

Todos los años recibimos información sobre los riesgos que plantea el no tener los alimentos refrigerados cuando sube el calor, las razones por las que un alimento o un líquido pueden ser perjudiciales para nuestra salud pueden ser muchas, como proceder de un animal enfermo, por contaminación química al tener el alimento contacto con una superficie mal lavada o mal aclarada, por contaminación directa si lo manipulamos con las manos sucias o se almacena sin tapar o refrigerar, por contaminación indirecta si tiene contacto con algún animal doméstico como la toxoplasmosis o con vegetales procedentes de tierras contaminadas…

Normalmente los síntomas de una infección alimentaria son trastornos gastrointestinales, náuseas y vómitos que aparecen al poco tiempo de haber comido o bebido el alimento en cuestión.

Para prevenir las infecciones alimentarias debemos comprar en lugares que garanticen la calidad y la higiene de sus instalaciones y proceso de envasado, después en casa hay que almacenar los alimentos y las bebidas separados de todo producto químico o de limpieza, y mantenerlos bajo llave para que los niños no puedan acceder a estos productos. Cuando limpiemos las superficies sobre las que ponemos los alimentos hay que asegurarse de aclararlo bien todo.

Cuando cocinamos un plato o lo calentamos por encima de los 65º estaremos asegurándonos de que hemos acabado con casi todos los microorganismos y los parásitos que nos pueden dar problemas. Hay que evitar que la comida pase mucho tiempo entre los 10º y los 65º, por lo que si vamos a guardar para otro día un plato que acabamos de hacer hay que ponerlo en un recipiente con tapa, dejar que pierda el exceso de calor y guardarlo en el frigorífico o en el congelador lo antes posible. Si descongelamos un alimento no hay que volver a congelarlo ya que habremos dado tiempo para que se contamine con microorganismos.

Sobre todo hay que tener especial cuidado con los alimentos de los pequeños para evitar contaminaciones o alergias alimentarias ya que están en edad de tomar muchos lácteos que necesitan estar a una temperatura determinada, por lo que cuando hagamos la compra intentar dirigirnos a casa cuanto antes y no tenerlos mucho tiempo al calor para evitar las infecciones alimentarias.

Foto| Natalia Pavlova

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...