Estrategias que ayudan a los bebés a que tengan una mejor calidad de sueño

Un estudio concluye que algunas estrategias ayudan a los bebés a que tengan una mejor calidad de sueño, algo que contribuye a que en un futuro tengan un mejor desarrollo, calidad y cantidad de sueño.

Sueño infantil

Según los resultados de una investigación realizada por expertos del Instituto Davis MIND (Estados Unidos), algunas estrategias ayudan a los bebés a que tengan una mejor calidad de sueño, por ejemplo, dejar que los bebés se duerman solos sin mecerlos. Según los resultados del ensayo, los bebés cuyos padres llevaron a cabo esta estrategia, durmieron más y tuvieron menos problemas en el comportamiento a la hora de acostarse.

Una tercera parte de los bebés experimentan dificultades para dormir, algunos no pueden dormirse, otros se despiertan con frecuencia por la noche, estos problemas, según los expertos, se asocian a dificultades del desarrollo en un futuro, teniendo los niños más riesgo de sufrir ansiedad, agresividad e impulsividad entre otros problemas, por lo que es importante que desde un primer momento los niños duerman las horas necesarias para un correcto descanso y desarrollo.

Los investigadores comentan que siempre se ha considerado que la coherencia a la hora de acostarse es importante, pero lo cierto es que no hay mucha información sobre la implementación que realizan los padres o los efectos que tiene a largo plazo. En la investigación, los expertos analizaron los datos de un ensayo aleatorio controlado, diseñado para estudiar distintas maneras de prevenir el sobrepeso en los bebés. Se educó a los padres sobre las formas adecuadas de controlar el sueño de un bebé con una interferencia mínima, haciendo hincapié en acostar a los bebés cuando estuvieran cansados, pero despiertos, con el propósito de dejar que se duerman solos sin tener que tocarlos o alimentarlos para que se durmieran.

Los investigadores realizaron una encuesta a estos padres a los cuatro y seis meses de edad del bebé para determinar si seguían esta estrategia (había otras tres más, pero destacamos principalmente la comentada) y con qué frecuencia la aplicaban. Tres años y medio después, se pidió a los padres que calificaran las dificultades de los niños a la hora de acostarse, como las complicaciones para dormirse o los despertares nocturnos. Según los resultados, un 15% de los padres usaron las cuatro estrategias propuestas por los investigadores que podéis leer aquí, apuntando que las madres jóvenes tenían más probabilidades de utilizar una de las estrategias propuestas, siendo la más efectiva la de dejar que el bebé se duerma solo.

Los niños tenían más probabilidades de tener autocontrol en el sueño a los 3 años de edad, si se habían utilizado las estrategias propuestas, los pequeños dormían mejor y durante más tiempo. Los expertos comentan que una serie de cambios simples en las rutinas del sueño tienen un impacto inmediato y a largo plazo, por lo que es interesante tenerlas en cuenta. Los expertos explican que la mayoría de los programas perinatales, ofrecen consejos sobre el alivio del dolor, la alimentación y el sueño del bebé después del nacimiento, pero se trata de una información breve, quizá se debería proporcionar más información.

Como la mayoría de estudios que se realizan, este tenía algunas limitaciones, como que los bebés eran de raza blanca y con padres con niveles de estudios universitarios. Quizá se repita el estudio, pero esta vez contando con una participación más variada, con diferentes razas y estratos sociales. De todos modos, será necesario esperar a que otros estudios ratifiquen los resultados.

Foto | George Vnoucek

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...