Estimulación en el agua para bebés

Aprende cuáles son los beneficios de la estimulación en el agua para bebés y por qué estos programas son tan importantes para su desarrollo

Estimulación en el agua para bebés

La estimulación en el agua para bebés va mucho más allá de enseñar a los más pequeños a defenderse y/o nadar en el agua. Se trata de una herramienta de estimulación que se desarrolla en el agua, que se realiza a través de juegos, canciones, ejercicios, etc. De esta manera, se favorece la creación de un vínculo muy especial entre los bebés y el medio acuático.

Por supuesto, la estimulación se adapta de forma precisa a cada etapa de crecimiento de los niños. Son varios los profesionales que participan en las sesiones, como fisioterapeutas, entre otros. Por supuesto, la presencia de los padres es imprescindible para hacer la experiencia más agradable.

Principios básicos de los programas de estimulación en el agua para bebés

Todos los programas tienen una serie de principios básicos que se deben seguir. Por un lado, es esencial que los profesionales estén cualificados. Por otro lado, las piscinas deben ser de uso exclusivo para bebés, sin tratamiento de cloro y con una temperatura aproximada de 33ºC.

Respecto a la metodología, debe ser sin prisas ni objetivos determinados. Hay que tener en cuenta que cada niño tiene un ritmo diferente y una forma distinta de responder a los estímulos.

Lo más importante es que el programa se adapte a las características y necesidades de cada bebé, y no al revés.

5 beneficios de la estimulación en el agua para bebés

  • Fortalecer el vínculo: en este tipo de programas la presencia del madre y/o el padre es esencial. Así, se forma un vínculo entre ellos y el bebé, favoreciendo así las relaciones interpersonales y fortaleciendo lazos familiares. Algo de suma importancia para el desarrollo de los más pequeños, sobre todo en lo relativo con la seguridad y el autoestima.
  • Desarrollo sensorial: el bebé experimenta un amplio abanico de sensaciones dentro del agua, de modo que empieza a procesar de forma racional los diferente sentidos.
  • Sistema muscular: la estimulación en el agua para bebés ayuda a los más pequeños a fortalecer su sistema muscular. Además, mejoran el equilibrio y se acostumbran desde bien temprano a las diferentes posturas que puede tomar el cuerpo.

Todo ello sin contar que los bebés aprenden nociones realmente útiles, como la flotación, resistencia, equilibrio, desplazamiento, etc. Por lo tanto, la estimulación en el agua para bebés es un programa que realmente merece la pena para nuestros hijos. Se puede empezar a practicar desde las primeras semanas de vida.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...