Escuela Infantil Piruetas, el habla y el lenguaje de los signos en equipo

lenguaje de signos para niños

Acabamos de conocer un proyecto pionero en España que desarrolla la Escuela Infantil Piruetas, y en el que se conjuga el habla y el lenguaje de los signos, ofreciendo una herramienta interesante y educativa que beneficia a niños sordos y oyentes. Todos los niños se comunican utilizando las dos formas de lenguaje y lo hacen desde la naturalidad, se trata de un proyecto bilingüe orientado a niños de 0 a 3 años de edad. Los pequeños aprenden a hablar en ambas lenguas utilizando el juego, algo que mejora significativamente el aprendizaje y la comunicación.

En la Escuela Infantil Piruetas están presentes en cada aula dos niños sordos junto a 13 niños oyentes, el computo global es de 20 niños sordos del total de 115 niños que acuden a diario al centro, una convivencia especial que enriquece a ambos grupos en el ámbito de la educación y la convivencia. La iniciativa es beneficiosa, no sólo permite una mejor integración de los niños sordos, también facilita que los niños oyentes aprendan a utilizar el lenguaje de los signos con mayor facilidad. Cada aula cuenta con dos educadores y todo un repertorio educativo orientado a estimular los sentidos, las aulas están decoradas con dibujos de colores, cartones con telas de diferentes texturas y grosores, etc., la idea es potenciar el desarrollo cognitivo, la atención, la observación, la memoria, la manipulación de elementos, son aulas adaptadas a los niños sordos pero también a los niños oyentes.

Los responsables de la Escuela Infantil Piruetas nos hablan de los niños sordos y de sus capacidades, son niños que no tienen ninguna deficiencia cognitiva pero, al carecer de un sentido, logran tener algunas capacidades más desarrolladas llegando a superar la media de los niños oyentes. La misión de los dos educadores es muy importante, uno se encarga de enseñar a los niños oyentes y el otro a los niños sordos, siendo este último especialista en el lenguaje de signos. Se realiza un trabajo individualizado pero a la vez colectivo, esforzándose en las necesidades individuales de cada niño en el día a día.

Detectar de forma precoz la sordera facilita el bienestar de los niños, ya que gracias a ello se puede iniciar cuanto antes el proceso de aprendizaje y la comunicación con el resto de los niños, sean sordos u oyentes. Esto resulta muy beneficioso para los niños sordos y se evita la posibilidad de que se produzca un retraso en el desarrollo cognitivo, emocional y afectivo derivado de la falta de comunicación. Recordemos que cada vez son más las iniciativas que intentan conjugar ambos mundos, un ejemplo que podemos citar es el diccionario de lengua española de signos para niños, Mis primeros signos. También sería interesante destacar el post El lenguaje de signos para comunicarnos con el bebé, como ya indicábamos, se trata de un lenguaje que potencia especialmente la psicomotriz temprana y logra crear una verdadera comunicación entre padres y niños.

Son muchos los beneficios que ofrece el lenguaje de signos, pero retomemos la labor que desarrolla la Escuela Infantil Piruetas, donde el habla y el lenguaje de los signos trabajan en equipo ofreciendo un beneficio general muy valioso. Quisiéramos destacar las palabras de la directora de la escuela y que conocemos a través de la publicación digital ABC, “no es cierto que si los niños signan (los oyentes) dejan de hablar”, una creencia que hay que erradicar dados los resultados y los grandes logros obtenidos. El trabajo que se realiza en la Escuela Infantil Piruetas es un ejemplo a secundar que mejoraría significativamente la educación y el desarrollo de los niños indistintamente de si son o no sordos.

Foto | Tourist on Earth

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...