¿Es normal que mi bebé duerma tanto?

Te invitamos a que leas el siguiente artículo y descubras por qué tu bebé duerme tanto. Dile adiós a las preocupaciones y conoce cuáles son las razones del sueño prolongado de tu pequeño.

el bebé duerme mucho

Como padres y madres tenemos el deseo de que nuestros bebés tengan un descanso placentero. Además, estos pequeños intervalos de tiempo nos permiten ocuparnos de otras obligaciones distintas a cuidar el bebé. O simplemente funcionan para darnos un espacio al cuidado y consentimiento de nosotros mismos.

No obstante, cuando estas horas de descanso del bebé se vuelven muy largas o muy frecuentes, nuestras alertas de padres se encienden. Las preocupaciones inician y los malos pensamientos nos llegan a la cabeza. Empezamos a acercarnos para ver si están respirando e incluso a veces los despertamos intencionalmente.

Pero, ¿realmente estará mal que el pequeño duerma tanto? Si al igual que otros padres tienes esa duda, te invitamos a que leas el siguiente artículo y descubras por qué tu bebé duerme tanto.

Mi bebé duerme mucho, ¿por qué?

Los niños normalmente suelen adaptarse de forma fácil a las rutinas que le indican en qué momentos deben de dormir y en cuáles no. Cuando se trata de un bebé recién nacido es común que duerman unos varios minutos luego de cada comida. Esto en general se traduciría en unas 16 o 20 horas diarias.

Sin embargo, al tratarse de sueños breves los pequeños no disfrutan de descanso profundo, sino de pequeñas siestas. Posteriormente, al pasar el tiempo el reloj biológico del niño se va adaptando a la rutina y empieza a dormir por más tiempo en la noche. Mientras que durante el día se mantiene activo por períodos más largos para cubrir sus necesidades.

No obstante, cada pequeño es distinto por lo que existirán bebés que duerman mucho más que otros y eso no significa que esté ocurriendo algo malo con él. Siempre y cuando se levante a comer.

¿Debo despertarlo?

Normalmente se aconseja dejar que el bebé duerma todo lo necesario, y que se levante únicamente cuando tenga hambre. Esto especialmente cuando se trata de bebés recién  nacidos. Dichas siestas largas pueden deberse a:

  • El niño está pasando por un periodo de crecimiento acelerado y esto hace que su cuerpo gaste energía. Por ello, descansa más que el resto.
  • El crecimiento de los dientes también es un motivo justificable. Dado que esta molestia le genera inquietud al niño en el día y durante la noche lo deja más cansado.
  • Uno de las razones más comunes es padecer de algún malestar.
  • Mantenerlo despierto y activo durante largas horas en el día le genera mayor cansancio al pequeño. Por ende, descansará de forma prolongada en la noche.   
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...