Envolver al bebé podría causar muerte súbita

grobag

Pese a que es muy popular la costumbre de envolver fuertemente al bebé a la hora de dormir para que este se sienta seguro y protegido y pueda experimentar una sensación de calma, recientes estudios han causado un alerta, debido a que envolver al bebé podría causar muerte súbita, aparentemente, o ser al menos un propulsor de este fatal desenlace.

El estudio demostró que envolver al bebé podría causar la muerte súbita en base a que en prácticas sobre bebés de 3 meses se reducía la respuesta natural cerebral a un estimulo externo en estas condiciones, como por ejemplo una ráfaga de aire a las fosas nasales por lo que el niño podría verse sin la capacidad de despertarse como respuesta a un efecto de tales características, la falta de respuesta a esas condiciones es clave para la presencia del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

Los resultados obtenidos pondrían un gran manto de duda sobre el riesgo que representaría envolver al bebé, práctica que permite que estén boca arriba mientras duermen, posición recomendada a su vez, para evitar el riesgo de muerte súbita, por lo que los resultados en algún punto parecen contradictorios y confusos. Quienes profesan esta, como una alternativa peligrosa, refieren que envolver al bebé lo llevaría a niveles de sueño más profundos, algo indeseable ante la posibilidad de un cuadro de síndrome de muerte súbita del lactante.

Los estudios que arrojaron la posibilidad de que envolver al bebé podría causar muerte súbita fueron desarrollados por un equipo en Australia que analizo los efectos fisiológicos de 27 bebés que tenían entre 3 y 4 semanas de vida, repitiendo la practica a los 3 meses, en la que se monitorearon mediante la polisomnografia, controlando la actividad eléctrica cerebral, la frecuencia cardiaca y otras funciones vitales durante las horas de sueño.

15 de los bebés tratados estaban acostumbrados a estar envueltos desde el nacimiento, mientras que 12 de ellos no, estos últimos al ser envueltos registraron una reducción del despertar cerebral durante el sueño a los 3 meses, sumado a una menor estabilidad cardiaca comparada a aquellos niños que dormían sin ser envueltos. Los bebés que estaban acostumbrados desde el momento de nacer no registraron anomalías en el estudio.

La conclusión sobre el tema se referiría a un riesgo sobre las costumbres más que en la práctica en si, por lo que si un niño no está acostumbrado a esta rutina, y es dejado al cuidado de alguien que lo desconoce y le propone esta situación el riesgo de la aparición del síndrome de muerte súbita del lactante estaría presente, sobre todo a los 3 meses de edad, cuando es más frecuente.

Estos estudios revelarían el motivo por el cual las guarderías registran un porcentaje desproporcionadamente alto en casos de síndrome de muerte súbita del lactante en bebés a su cuidado, llegando al 16% de fatalidades, por lo que es importante que si los padres no tienen esta costumbre lo informen a quienes vayan a cuidar al bebe para que tampoco lo hagan, ya que el riesgo estaría relacionado a comenzar a utilizar la técnica tardíamente.

Vía | Publico
Foto | decopeques

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...