En São Paulo se multará a los locales que prohíban a las madres amamantar a sus bebés

Gracias a las quejas de una madre de São Paulo (Brasil), se ha logrado que el Alcalde de la ciudad firme una ordenanza con la que se multará a los locales que prohíban a las madres amamantar a sus bebés.

Lactancia materna

A partir de ahora en São Paulo (Brasil) se multará a los locales que prohíban a las madres amamantar a sus bebés, para la lactancia materna es un todo un éxito y todo gracias a la denuncia de una madre realizada a través de Facebook por haber sido obligada a dejar de amamantar a su bebé en un centro cultural.

Los hechos ocurrieron en el mes de noviembre del 2013, parece ser que Geovana Cleres se encontraba junto a dos amigas en una zona de juegos infantiles del centro cultural. Su bebé de sólo 12 meses tenía hambre y necesitaba ser amamantado, y cuando la madre procedió a darle el pecho, una funcionaria le dijo que no estaba permitido comer en ese lugar. La dio la opción de pasar a una sala contigua que estaba habilitada como sala de lactancia, lo curioso es que en la zona de juegos sí estaba permitido dar el biberón a los bebés, pero no el pecho, por lo que Geovana le preguntó la razón. La respuesta sorprende bastante, la funcionaria le dijo que otros niños podrían mirar y tener ganas. Además de la incongruencia, curiosamente no había nadie más en el centro cultural, sólo la joven madre y dos amigas suyas.

Evidentemente Geovana le contestó que no había niños y la funcionaria argumentó que en anteriores ocasiones ya había tenido reclamaciones de adultos que se sentían avergonzados al ver a una madre amamantando a su bebé. Evidentemente la madre puso la oportuna reclamación en el centro, no sin antes pasar por la supuesta sala de lactancia. La describe como pequeña, con un sillón, una pila con grifo y un microondas, dentro había un padre que le estaba dando la papilla a su hijo, al ver a la joven madre se sintió avergonzado y le manifestó su intención de irse porque el pequeño ya se estaba acabando la papilla.

Para Geovana no bastaba con la reclamación puesta en el centro y por eso decidió contar todo en su muro de Facebook, se desahogó ante la situación vivida y se puede decir que fue la primera piedra que cambiaría la legislación en São Paulo. Ella expresó su indignación y las redes sociales hicieron el resto, de la noche a la mañana se convirtió en un icono de la lactancia materna, muchas madres y movimientos de apoyo al parto humanizado y a la crianza con apego, se sumaron a las quejas, incluso una periodista al conocer la noticia se quiso hacer eco de ella y contactó con la madre para una entrevista.

Se organizó un encuentro de lactancia colectiva a través de Facebook para denunciar el caso de Geovana y el de otras muchas mujeres que habían sufrido situaciones parecidas. Se creó un gran revuelo, una gran movilización en favor de la lactancia materna que obligó al gerente del centro cultural a pedir perdón y a explicar que se trataba de un problema de comunicación, no existía ninguna prohibición y quizá no se entendieron bien ella y la funcionaria.

El caso es que ahora el Alcalde de São Paulo va a firmar una ordenanza que sancionará a cualquier establecimiento público que prohíba a una madre amamantar a su bebé. De este modo la ciudad se convierte en la primera que impone este tipo de multas, algo de lo que deberían tomar ejemplo otras muchas ciudades del mundo. Pero para las madres y grupos pro lactancia de São Paulo, esto no acaba aquí, según leo aquí, van a seguir luchando para que en todo Brasil se eliminen las barreras que impidan a las madres amamantar en público. Todavía hay muchas personas, organizaciones y gobiernos que tienen prejuicios con la lactancia materna y se debe seguir luchando para que el sistema cambie y se acepte la lactancia materna como lo que es, algo natural que favorece enormemente al bebé.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...