En la punta de la lengua ópera para bebés

En la punta de la lengua opera para bebes

Ya hemos comentado en otras ocasiones las diversas obras de teatro para bebés que vienen de mano de la compañía La Casa Incierta, esta “Opera para bebés” como la llaman sus creadores explora esa sensación que se produce cuando alguien no es capaz de verbalizar y expresar todo lo que sabe y siente.

En la punta de la lengua es una ópera para bebés de cero a cinco años, Mora Apreda, directora del teatro Fernán Gómez que es dónde se puede ver la obra afirma “En la punta de la lengua es una ópera que  parte de la pequeña sensación de lo que sentimos o sabemos pero no somos capaces de expresar”. Bajo la dirección y puesta en escena de Carlos Laredo la ópera que define como “abstracta y sin guión para la infinita capacidad de los bebés” surge de estudiar “el mundo de las vocales y consonantes y su puesta en el aire”.

Una mujer se ve empujada a explorar la expresión de lo que ella no logra entender pero que es sin duda tan urgente como dar una respuesta al hambre, al dolor o al sueño de su propio bebé. La madre decide aprender de su hijo y de ese lenguaje que no entiende, decide que los caminos tal vez no tengan por qué ser en línea recta, en cada gesto descubre universos a los que antes no había prestado atención.

Una ópera para bebés sensorial con sonidos guturales, suspiros y susurros poéticos, sonido que viene de la mano de obras de grandes maestros como Verdi, Puccini o Bellini  intenta captar la atención de los bebés y evocar sensaciones por medio de sopranos como Clarice Cardell y Tatiana Melnychenco, una puesta en escena sencilla y con luces cálidas que “intenta atrapar la belleza efímera antes de que se esfume y transmitir al bebé y al adulto que entre ambos existe una relación infinita y que todo bebé no es una página en blanco sino que alberga posibilidades infinitas” dice el director.

Carlos Laredo asegura que  “el estudio del comportamiento de los niños le ha ayudado a comprender los orígenes de la comunicación en la primera infancia así como a observar las pequeñas tragedias y comedias que forman parte de sus vidas”. “Ante un público tan exigente como es el de un niño, mi intención no es entretener, sino colocar una semilla, que el tiempo se encargará de cultivar, el teatro y la ópera sirven para liberar todos los estados de ánimo, no para atrapar la atención del niño”.

En la punta de la lengua se podrá ver en el Teatro Fernán Gómez de Madrid hasta el 14 de Marzo, su duración es de unos 35 minutos por lo que no se hace pesada para los pequeños, su precio es bastante asequible cinco euros los niños y ocho euros los adultos, máximo dos personas por niño.

Vía|  ecodiario.eleconomista.es

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...