En Estados Unidos los productos con arroz para bebés tienen seis veces más arsénico que los de otros cereales

Un estudio realizado en Estados Unidos advierte que los alimentos infantiles con base de arroz contienen de media seis veces más arsénico inorgánico que cualquier otro cereal, teniendo en cuenta los peligros para la salud de este elemento, se pide a la FDA que regule su contenido, Por otro lado, los investigadores recomiendan a los padres que no proporcionen alimentos con base de arroz a sus bebés, que los sustituyan por otros cereales en favor de su salud y bienestar.

Arsénico inorganico

Hace unos días nos hacíamos eco de un estudio realizado en Alemania en el que se concluía que los productos con arroz para la alimentación de bebés contienen valores de arsénico inorgánico que son inaceptables. Hace varios meses que entró en vigor la legislación comunitaria para regular el contenido de este elemento en el arroz, pero a día de hoy los análisis muestran que la legislación no se cumple, lo que obliga a algunas organizaciones de consumidores a recomendar que se alimente a los bebés de forma ocasional con productos de arroz por los riesgos que encierra para la salud el arsénico.

Pues bien, hoy podemos saber que se ha realizado un nuevo estudio sobre este tema en Estados Unidos, detectando que los productos con arroz para bebés tienen seis veces más arsénico que los de otros cereales. Los responsables de la investigación piden medidas urgentes para que se elimine el arsénico inorgánico en la alimentación de los bebés, y es que a diferencia de lo que sucede en la UE, en Estados Unidos no existe una legislación que limite el contenido de este elemento en el arroz, sólo se puso en marcha un proyecto de orientación el año pasado que se puede considerar papel mojado, ya que los fabricantes parecen ignorarlo.

La alianza de investigadores y organizaciones de defensa de la salud infantil HBBF (Healthy Babies Bright Futures) realiza un llamamiento a la FDA (Agencia de Medicamentos y Alimentación de Estados Unidos), a los fabricantes de alimentos infantiles y a los padres, para que se realice un mayor esfuerzo por eliminar el arsénico inorgánico en los alimentos infantiles con base de arroz a fin de preservar la salud de los bebés.

Claro, que lo primero que se debería hacer es poner en marcha una legislación que regule el contenido de arsénico en el arroz, algo a lo que la FDA parece haberse opuesto hasta la fecha. Como decíamos, tan sólo publicó una serie de recomendaciones a través de un borrador-guía para los fabricantes y hablando de los cereales en general, no se ha establecido un límite concreto para el arroz. No tiene sentido que se haya regulado la presencia del arsénico en el agua a un máximo de 10 ppm (partes por millón), y en cambio, no exista limitación para un producto que se utiliza para alimentar a los bebés y niños pequeños.

Sabemos que el arroz absorbe de forma natural más cantidad de arsénico del suelo y del agua que cualquier otro cereal, pero es posible que los fabricantes minimicen sus valores en los alimentos. Merece la pena recordar que este elemento se asocia a problemas como la diabetes, las enfermedades del corazón, daños en el sistema nervioso e incluso es un factor de riesgo de sufrir cáncer, por lo que sorprende bastante que la FDA no haya tomado cartas en el asunto.

En la investigación se analizaron más de 100 tipos de cereales infantiles de diferentes marcas y empresas que operan en Estados Unidos, los resultados (ver Pdf) mostraron que de media, un tercio de las muestras contenían 90 ppm, es decir, nueve veces más que en el agua. Otros casos son más escandalosos y se han detectado hasta 235 ppm de arsénico inorgánico, es el caso de un germinado de arroz de Bio Kinetics. Cuando los expertos contactaron con esta empresa para exponerle el problema, su presidente manifestó que no haría nada al respecto asegurando que el contenido en arsénico inorgánico no supera los 10 ppm.

HBBF advierte sobre los problemas que causa el arsénico inorgánico y pide a la FDA que regule de una vez su contenido en el arroz, por otro lado y tal y como hizo Foodwatch Alemania, realiza un llamamiento a los padres y les aconseja que no alimenten a sus bebés con este tipo de productos en favor de su salud, y que los sustituyan por otros cereales enriquecidos con hierro como, por ejemplo, la cebada, la avena, etc.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo de Healthy Babies Bright Futures.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...