Elegir una silla de paseo correcta

En el mercado hay una gran cantidad de modelos de sillas de paseo, elegir la correcta puede resultar una tarea complicada, sin embargo, si tenemos en cuenta algunas funciones y características básicas, podremos realizar un descarte con mayor eficacia y elegir el modelo que mejor se adapte a nuestras necesidades y bolsillo.

Consejos para elegir una silla de paseo

Elegir una silla de paseo no resulta tarea fácil, en el mercado podemos encontrar un amplio catálogo de modelos de todo tipo, básicas y económicas, sillas de término medio o sillas que tienen todo tipo de detalles y cuyo precio puede llegar a ser prohibitivo. Al margen del coste, al elegir una silla debemos tener en cuenta algunos aspectos y características que cualquier modelo debe ofrecer, debe ser ligera para que sea fácilmente maniobrable y se pueda transportar con comodidad, el plegado más cómodo es el de tipo paraguas, se puede realizar en uno o dos movimientos, es más manejable y ocupa menos espacio.

Con ello no queremos decir que se deban descartar otro tipo de plegados, como el de tipo telescópico, en este caso se asocia a sillas de paseo más pesadas, ya que son mucho más grandes que las de tipo paraguas. La tercera opción de plegado es la de tipo libro, asociada a los modelos convertibles y tres en uno. Antes de adquirir la silla hay que comprobar que el plegado resulta cómodo, en cualquiera de las tres opciones podemos encontrar que el procedimiento es aparatoso, algo que no resulta conveniente y menos sabiendo que vamos a tener que utilizar la silla de paseo durante una buena temporada.

Podemos encontrar sillas de paseo muy ligeras cuyo respaldo se puede colocar en un ángulo de 180º, pueden resultar cómodas y así evitamos tener que adquirir un capazo, sin embargo, la percepción de la mayoría de los padres y la experiencia de quienes los han usado, muestran que es preferible utilizar un capazo para mayor confort y comodidad, tanto de padres como de bebés. En este caso será interesante adquirir una silla tres en uno, un pack que incluye silla de paseo, silla de retención infantil y capazo. Para quienes prefieren no utilizar capazo, es conveniente cerciorarse de que el respaldo es seguro y su disposición ofrece una base cómoda y acogedora para el bebé.

El asiento debe ser de tipo rígido o semirrígido, debe respetar la posición natural de la espalda del bebé, en este caso los asientos ergonómicos encabezarán las preferencias. El respaldo se debe poder reclinar en varias posiciones para satisfacer las necesidades de los pequeños, es importante también saber que el procedimiento es seguro y que cada punto de reclinado cuenta con un seguro que lo afianza. La mejor opción es con respaldo de tipo reclinado, ya que las sillas que no se pueden reclinar no se pueden utilizar hasta que el bebé no cumple los 9 meses de edad. El reposapiés es otro elemento al que hay que prestar atención, es preferible que se pueda colocar en varias posiciones, con ello garantizaremos la comodidad del bebé durante su desarrollo.

La seguridad es algo que no se puede discutir, el arnés debe contar con cinco puntos de retención, las correas preferiblemente con protectores acolchados, un cierre de seguridad que no se pueda manipular pero que también cuente con liberación rápida. Con respecto a las vestiduras, los tejidos deben ser transpirables e impermeables, además las fundas se deben poder retirar con facilidad para su lavado a máquina. Para garantizar que se mantengan en buenas condiciones durante mucho tiempo, será interesante que el tejido cuente con un tratamiento antibacteriano, protección solar y que sea ignífugo, todas estas características están presentes en los modelos de cochecitos más caros, aunque también encontramos modelos más económicos con tejidos de gran calidad.

El chasis de una silla de paseo condiciona su peso, para que sea ligero y resistente debe estar fabricado en aluminio de alta densidad. Deberemos prestar atención a todos los detalles, que el manillar se pueda regular en altura adaptándose a las condiciones físicas de cada padre, y que cuente con unas empuñaduras ergonómicas y cómodas. Las ruedas son otro elemento importante, la banda de rodadura debe ser muy resistente a la fricción a fin de garantizar que se mantengan en perfecto estado durante la vida útil de la silla, es preferible que tengan llantas para que estén más reforzadas. Si tienen cojinetes mucho mejor, girarán con más fluidez, deslizando el cochecito con más facilidad y por tanto, la conducción será cómoda.

En lo que respecta a amortiguadores, una buena opción es que estén colocados en todas las ruedas de forma independiente, absorberán mejor las imperfecciones del firme y dulcificarán la marcha. No hay que olvidar los frenos, deben ser eficaces y frenar perfectamente la silla de paseo, una buena opción es el sistema centralizado que inmoviliza las ruedas traseras con un pedal de pie, de hecho, este tipo de freno es el que se considera más seguro.

Hablando del tamaño, antes de comprar la silla hay que asegurarse de que tendremos suficiente espacio en el maletero del coche para guardarla, dependiendo de la vivienda, comprobar si cabe en el ascensor y podemos guardarla cómodamente en el hogar. Hay mucho más que destacar, seguramente vosotros podréis aportar algunos consejos para elegir la silla de paseo correcta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...