El pinzamiento tardío del cordón umbilical mejora el nivel de hierro en sangre

Una nueva revisión realizada por investigadores australianos, concluye que no es recomendable precipitarse al cortar el cordón umbilical, un pinzamiento tardío trae muchos beneficios a tener en cuenta, como por ejemplo un mejor nivel de hierro en sangre.

Parto

Una revisión de diversos estudios realizada por expertos del Centro Australiano de Investigación para la Salud de las Mujeres y Bebés de la Universidad de Adelaide (Australia), determina que el pinzamiento tardío del cordón umbilical es beneficioso para los bebés, dado que mejora el nivel de hierro en sangre. Los investigadores explican que en los países desarrollados es habitual que el pinzamiento se realice antes de que pase un minuto tras el parto, como contrapartida se reduce la cantidad de sangre que pasa del organismo de la madre al bebé, lo que afectaría a los niveles de hierro.

En cambio, un pinzamiento tardío del cordón umbilical, superando el minuto de tiempo de espera, provoca el incremento del riesgo de sufrir ictericia. Actualmente se considera un pinzamiento tardío cuando el procedimiento se realiza entre los 30 segundos y los 120 segundos tras el nacimiento, en otros estudios se ha determinado que con ello se logra reducir la necesidad de una posible transfusión de sangre, así como una reducción de la hemorragia interventricular. Son muchos los estudios que favorecen el pinzamiento tardío, incluso la Organización Mundial de la Salud recomienda que el procedimiento de pinzamiento se realice entre los 60 y los 180 segundos tras el nacimiento.

Volviendo al estudio australiano, en la revisión se analizaron un total de 11 ensayos que sumaban un total de 2.989 madres y sus respectivos bebés, los expertos analizaron los resultados por separado, se analizó la concentración de hemoglobina como un factor determinante indicativo de los niveles de hierro y la salubridad de la sangre. El pinzamiento tardío no aumentó el riesgo de hemorragia en las madres y los bebés obtenían varios beneficios, según los expertos eran más sanos en varios aspectos. El pinzamiento tardío mejoró el nivel de hemoglobina en los bebés un par de días tras el nacimiento, así mismo, se redujo la probabilidad de que sufrieran falta de hierro en el periodo comprendido entre 3 y 6 meses de edad. A todo esto hay que añadir que el peso también fue un factor indicativo, un pinzamiento tardío propició un mayor peso.

Tras las revisiones realizadas y constatados los beneficios que ofrece el retraso del pinzamiento del cordón umbilical, los expertos justifican el procedimiento. De acuerdo que se incrementó ligeramente el riesgo de que los bebés sufrieran ictericia, problema que padecen muchos recién nacidos y especialmente aquellos que nacen de forma prematura o pretérmino, pero no se requiere ninguna intervención y el tratamiento se realiza mediante una terapia de luz.

Para los expertos pesan más los beneficios obtenidos que el riesgo de padecer una ictericia leve, además en determinados entornos donde la anemia común es severa, se aumenta el nivel de hierro reduciendo significativamente el riesgo de sufrirla. Los estudios revisados pertenecían a diferentes países del mundo, Estados Unidos, México, Canadá, Libia, India, Argentina, Zambia y Australia, podemos ver que se han considerado estudios de países desarrollados y con economías más deprimidas.

Podéis conocer todos los detalles del estudio a través del artículo publicado en la página Cochrane Database of Systematic Reviews.

Foto | Drcorneilus

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...