El pie plano de los niños

El pie plano de los niños

El pie plano de los niños es aquel que no tiene el arco normal en la planta del pie, caminando con toda la planta del pie en lugar de con la punta, el talón y el borde externo del pie. No es grave y muchos bebés cuando nacen tienen los pies planos por la acumulación de grasas conciliada a  la debilidad de los ligamentos. El arco aparece según van creciendo y desarrollando la musculatura de los pies. A partir de los dos o tres años de edad cuando el niño ya lleva un tiempo caminando es cuando se percibe bien el arco del pie.

A veces sólo pueden ver el arco del pie los padres cuando su hijo está de puntillas o cuando no tiene el pie apoyado, lo importante es saber si el niño presenta dolor en el tobillo, el pie o la pierna en cuyo caso hay que consultar al pediatra.

Para corregir el pie plano de los niños deben realizar una serie de ejercicios sencillos que fortalecerán la planta del pie, como caminar descalzo por la arena, de puntillas, o de talones. Hacer movimientos circulares con la punta de los pies o tratar de coger objetos con los dedos de los pies también ayuda. Un especialista en ortopedia infantil os aconsejará sobre el uso de plantillas o de zapatos especiales sobre todo si el pequeño presenta dolor en los pies.

Es importante desde el momento en que el niño comienza a andar poner un especial cuidado en el calzado, que sea ligero, que sujete bien el tobillo, que transpire y que no le aprieten. Cada niño tiene su momento para andar por lo que no hay que presionarles para ello. El pie plano de los niños no es una enfermedad grave y se puede solucionar hasta los 15 años de edad ya que es la edad a la que el crecimiento del pie comienza a frenarse.

Foto| Mykola Velychko

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...