El nivel de carotenoides de la leche materna varía según el país

Un estudio muestra que el contenido de carotenoides de la leche materna varía según el país, siendo un factor indicador del tipo de dieta que mantienen las madres. Los resultados pueden contribuir a elaborar guías dietéticas específicas para madres lactantes, así como información de importancia para los fabricantes de leche artificial.

Composición leche materna

Una investigación desarrollada por expertos de la Universidad de Purdue (Estados Unidos) concluye que el nivel de carotenoides de la leche materna varía según el país, siendo un reflejo de los hábitos alimentarios regionales. En este estudio se analizó el nivel de carotenoides en la leche materna de madres de Estados Unidos, México y China.

Los carotenoides son pigmentos orgánicos de origen vegetal que los seres humanos no pueden sintetizar y obtienen de la alimentación, su función biológicas es muy importante, aportan pro-vitamina A, un tipo de vitamina liposoluble que contribuye en la buena salud dental y de los tejidos blandos y óseos, retrasan o previenen la oxidación celular que se produce a consecuencia de la acción de los radicales libres, etc.

El contenido en carotenoides en la leche materna está determinado por el consumo de frutas y verduras, dado que estos pigmentos son muy importantes para la salud de madres y bebés, las madres deben disfrutar de una dieta rica en frutas y verduras para que los bebés puedan recibir la cantidad necesaria. En la investigación se constató que la cantidad media de carotenoides en la leche materna de las madres estadounidenses dos semanas después de dar a luz, era un 40% más baja que el nivel que contiene la leche materna de las madres chinas y un 25% menor que el nivel que tenía la leche materna de las madres mexicanas.

Los datos reflejan una gran diferencia del contenido de carotenoides de la leche materna entre las madres de Estados Unidos y las madres de otros países, pudiendo ser este nivel un indicativo de la cantidad de frutas y verduras que se consume en la dieta estadounidense, de hecho, los investigadores constatan que el consumo de estos alimentos es bastante bajo en el país y ya no se habla del aporte de carotenoides, también de otros elementos muy importantes para el correcto desarrollo de los bebés. Los expertos consideran que no sólo la cultura influye en los hábitos alimenticios, los factores socioeconómicos también juegan un papel muy importante, ya que la economía de muchas familias es bastante ajustada y no pueden adquirir estos alimentos con la frecuencia que quisieran por su precio.

Como sabemos, la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda la lactancia materna un mínimo de 6 meses, la principal razón es que es una fuente de nutrientes, anticuerpos, factores de crecimiento y componentes bioactivos como los carotenoides. Con esto queremos decir que quizá no debería bastar con amamantar a los bebés, también es necesario saber que se le aportan todos los nutrientes necesarios y en ello la dieta de la madre juega un papel muy importante. Por otro lado, la comprensión de la composición de la leche materna puede ayudar para la elaboración de una guía sobre recomendaciones dietéticas para las madres lactantes, y mejorar la leche de fórmula para los bebés que no pueden ser amamantados.

En el estudio se analizó la composición de la leche materna donada por tres grupos de 20 mujeres de México capital (México), Shangai (China) y Cincinnati (Estados Unidos), a las 2, 4, 13 y 26 semanas tras el parto. Los resultados mostraron que la leche materna de las madres de Shangai, contenía un nivel más elevado de luteína, un compuesto fundamental para la salud ocular. En este sentido los expertos plantean como una investigación interesante a realizar los vínculos entre la luteína, el desarrollo visual de los bebés y la salud cerebral. Los niveles de beta-caroteno, elemento implicado en la pro-vitamina A, era un 25% más bajo en las madres estadounidenses en comparación con las madres de los otros dos países.

En cambio, la leche materna estadounidense contenía un nivel más elevado de licopeno, un carotenoide presente en los tomates y que desempeña un papel importante en la inmunidad y la protección contra enfermedades inflamatorias. Es evidente que es necesario proporcionar una guía nutricional específica para madres lactantes a fin de poder aumentar el nivel de los nutrientes presentes en la leche materna y garantizar el correcto desarrollo de los bebés. Del estudio realizado por los investigadores de la Universidad de Purdue podéis conocer todos los detalles a través de este artículo publicado en la revista científica Plos ONE.

Foto | David Leo Veksler

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...