El Movimiento en los Niños

El movimiento junto con los sentidos es la base de todos los conocimientos. Desde que nacen los bebés expresan mediante el movimiento de su cuerpo diferentes emociones y necesidades; dicha experiencia forma parte de su conocimiento.

El movimiento junto con los sentidos es la base de todos los conocimientos. Desde que nacen los bebés expresan mediante el movimiento de su cuerpo diferentes emociones y necesidades. El conocimiento de un bebe involucran movimientos, por ejemplo, cuando siguen los objetos con la mirada y luego intentan tocarlo, o cuando levantan la cabeza. Estos movimientos permite que los niños se desplacen por el mundo para explorarlo y descubrirlo.

Permitirle a un niño moverse para investigar su entorno es ayudarlo a desarrollar su inteligencia. Esto es muy importante ya que fomentamos en los niños la curiosidad por descubrir el mundo y la posibilidad de satisfacerla mediante sus sentidos y sus desplazamientos.

Los bebés comienzan a aprender  que las cosas tienen determinadas formas, tamaños, colores, olor y textura por sus sentidos y porque pueden acercarse a ellas para explorarlas y conocerlas. A los 2 años, los niños ya han desarrollado conceptos elementales del mundo y sobre todo como funcionan. Cuando los niños conocen el mundo que les rodean en su forma real y concreta son capaces de transformar este conocimiento en ideas y pensamientos.

Muchos Padres de Familia creen que sus hijos solo aprenden cuando los envían al colegio y están sentados realizando muchas hojas de trabajo. Se han realizado muchos estudios donde prueban que esto solo  aburre y mecaniza a los niños en el acto de aprender, muy por el contrario cuando los niños tienes espacios y momentos donde les permiten jugar, moverse y descubrir los objetos tendrán un aprendizaje mas completo y significativo para él. Por tanto los niños necesitan moverse y usar todos sus sentidos para ir conociendo el mundo que los rodea. Decirle a un niño que esté quieto o prohibirle que toque las cosas es como decirle  que no aprenda.

El juego es la actividad que más influyen y que mejor expresa el desarrollo y aprendizaje de los niños. Los juegos de movimiento permiten que los pequeños ejerciten su cuerpo libremente y logren un desarrollo integral. El juego también influye en su capacidad para pensar y su habilidad para resolver problemas curativamente. Así mismo mediante el juego los niños tienen la oportunidad de poner en práctica todas sus habilidades y conocer mejor el sentido de sus potencialidades y limitaciones, esto lo ayuda a tener una visión sana  y realista de sí mismo.

Niños jugando y en movimiento – foto cortesía de Huellitas

La forma en que un niño se mueve nos puede decir mucho acerca de su estado de ánimo. Cuando el niño salta, corre alegremente es porque su estado de ánimo es positivo está contento, feliz, pero cuando observamos que los niños no participa, trata de esconderse o realiza los movimientos sin ganas o con ciertas dudas en porque no se siente seguro, tiene miedo y por tanto triste, su estado de ánimo es negativo, porque en estos casos no podrá participar como lo hacen sus demás amigos. Podemos deducir que la expresión corporal es un lenguaje, y como tal, ayuda a que el  niño reconozca lo que siente y piensa. El movimiento, también, puede comunicar afecto, pues los seres humanos necesitamos acercarnos físicamente hacia quienes queremos y necesitamos.

Es momento para poder decir por qué es importante  el movimiento en los niños, ayuda entre otras cosas:

A resistir las enfermedades.

Colabora con el equilibrio emocional y autoestima.

Patrones básicos  de la motricidad que se desarrollan  hasta los 7 años. Constituyen elementos necesarios para el proceso de la organización  funcional neurológica. El desarrollo del motor está en la raíz del desarrollo intelectual de los niños, La educación del movimiento.

Desde muy temprana edad los niños van afirmando su capacidad de movimiento, desde mover la cabeza, sentarse, alcanzar los objetos y manipularlos, o más adelante poder gatear, caminar, saltar, correr. Las habilidades motrices que los niños van afirmando les permiten aproximarse con mayor precisión a los objetos que los rodean, esto ayuda a que los niños alcancen una independencia y desarrollen su autonomía y autoestima.

A medida que los niños van creciendo el movimiento les  permite que vayan  entiendan las nociones de espacio y tiempo, aspecto muy importante dentro  del desarrollo integral de los niños. Cuando van realizando estos movimientos el del correr, saltar, trepar, descubren que el espacio es el que se mueven tiene largo, ancho y altura, también que hay objetos dentro y fuera, o que cuando vuelan una cometa debemos hacerlo hacia arriba y cuando juego con el carro lo hare abajo. Pero eso no lo es todo, mediante el movimiento también los niños pueden ir aprendiendo sobre el tiempo, pues van deduciendo que las actividades tienen un comienzo y un final, hay tiempo para jugar, para almorzar o para dormir. Estas nociones son muy importantes para los niños, pues lo ayudan a mejorar la coordinación de su cuerpo.

Es importante considerar el espacio  que le brindemos a los niños para que puedan ir realizando una serie de movimientos libres que lo ayudaran a poder ir madurando. Definitivamente en recomendable que dentro de la casa exista un patio donde ellos puedan correr, saltar, gatear,  jugar para ir  desarrollando su coordinación motora gruesa, es así que los niños que tienen esos espacios serán más seguros al realizar sus movimientos. Si bien es cierto que actualmente las familias viven en un departamento debemos buscar algunas horas del día para poder llevar a los niños al parque u otro espacio donde puedan sentirse libres.

Otro aspecto importante es poder darle los espacios en casa para que pueda ir descubriendo el mundo mediante la exploración y manipulación, así podrá ir desarrollando su coordinación motora fina, cuando por ejemplo está intentando enhebrar o embocar bolitas, o cuando arruga o raza papel. Para ello es recomendable que los Padres de Familia puedan darse un tiempo para compartir con sus hijos de estas actividades fortaleciendo el vínculo entre hijos y padres entre otras cosas.

Es recomendable que luego de realizar estas actividades motrices que implican un esfuerzo físico y mental los niños tengan espacios de relajación, donde también realizaran movimientos corporales  pero con la  finalidad de poder relajarlos y encontrar el equilibrio emocional entre cada actividad.

El movimiento como hemos podido analizar esta siempre en cada instante de la vida de los niños y como tal es importante poder darle el espacio y la oportunidad para que permita desarrollar en nuestros niños habilidades y capacidades que lo ayudaran a ser mejor cada día.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...