El melocotón

El melocotón

Otra fruta veraniega es el melocotón, viene del melocotonero, fruta dulce de forma redondeada proveniente de China donde eran muy apreciados por sus propiedades rejuvenecedoras, se fueron extendiendo por Europa hasta llegar a España, donde se han convertido en otra de las frutas favoritas de pequeños y mayores, ya que tiene todos los beneficios de las frutas.

El melocotón se recomienda en dietas de adelgazamiento por su alto contenido en agua, su bajo contenido en calorías y su fibra, también rico en hidratos de carbono. Con vitaminas del grupo A, B y C, además de muchos minerales es beneficioso para el crecimiento óseo, los tejidos y sistema nervioso de los niños. Ayuda a prevenir anemias, mejora el tránsito intestinal, controla la visión, mejora el estado del pelo y las uñas del niño, ayuda en la formación de los dientes y los huesos para que estén sanos y fuertes, refuerza el sistema inmunológico tan necesario en los más pequeños y muy importante también ayuda a controlar el azúcar en la sangre algo muy beneficioso para las mujeres embarazadas que suelen tener descompensaciones con el azúcar.

Tiene propiedades anticancerosas, debido a los carotenos que contiene además ayuda a la piel del adolescente ya que evita la aparición de acné, está considerado como un auténtico antioxidante.

Muchas de las propiedades del melocotón se encuentran en la piel, por lo que bueno comerlo sin pelar, siempre que se haya lavado muy bien y provenga de productos ecológicos, en los que no se hayan echado pesticidas. Aunque hay muchas personas que son reacias a comer el melocotón sin pelar por su piel con pelos, por lo que se puede recurrir a la nectarina que tiene virtudes muy similares.

El melocotón es una fruta del tiempo que una vez recogida aguantan muy poco por lo que hay que procurar comerlos cuando están frescos, si no puede ser dentro de la temporada, el melocotón en almíbar puede comerse durante todo el año y también resultan bastante nutritivos, las mermeladas y compotas son buenísimas para los más pequeños. Para merendar junto con unas cerezas, plátano o para comer como alternativa al melón o la sandía.

Foto| arquera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...