El llanto del bebé activa patrones cerebrales subyacentes en las madres

Una investigación demuestra que el llanto del bebé activa en las madres patrones cerebrales subyacentes que se reproducen en madres de culturas y países diferentes, delatando que se trata de un patrón biológico que puede ser de gran ayuda a la hora de identificar a madres y cuidadores con alto riesgo de proferir maltrato infantil.

Llanto del bebé

El llanto es la única forma de comunicación preverbal que tienen los bebés para poder manifestar sus necesidades y emociones, y ante los llantos, la respuesta de las madres es acudir a atenderlos y consolarles. Pero existen otros patrones cerebrales subyacentes en esta respuesta, los llantos activan regiones cerebrales específicas que están relacionadas con el movimiento y el habla, así se concluye en un estudio realizado por Investigadores del Instituto de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (Estados Unidos).

Los expertos han analizado el comportamiento y la actividad cerebral de madres de 11 países con culturas diferentes, es decir, existe un patrón biológico en los seres humanos para responder a los llantos del bebé, siendo la respuesta de los cuidadores de los bebés un aspecto vital para la supervivencia de los pequeños y la continuidad de la especie. Los resultados obtenidos son interesantes, ya que comprender estas reacciones podría ayudar a identificar a madres y cuidadores en general, con alto riesgo de proferir maltrato infantil, así como otro tipo de comportamientos problemáticos.

El llanto del bebé activa patrones cerebrales subyacentes en las madres, así se ha constatado a través de estudios de imagenología del cerebro y del comportamiento utilizando imágenes de resonancia magnética funcional. En la investigación participaron 684 madres de Camerún, Francia, Israel, Argentina, Bélgica, Corea del Sur, Brasil, Kenia, Japón, Estados Unidos e Italia, los expertos analizaron y registraron la interacción entre madres y bebés durante una hora, viendo cómo respondían las madres a los llantos del bebé, sea mostrándoles afecto, alimentándoles, distrayéndolos, hablándoles, etc.

Mediante las imágenes de resonancia magnética realizadas en este grupo de mujeres y en otro grupo de mujeres que no eran madres, se pudo constatar que los llantos activaban regiones cerebrales similares tanto en las madres primerizas como en las madres con experiencia, concretamente el área motora del cerebro asociada a la intención de movimiento y el habla, así como las regiones frontales inferiores, relacionadas con el procesamiento del habla o las regiones temporales superiores asociadas al procesamiento de los sonidos.

Se concluye que la respuesta de las madres a los llantos del bebé está conectada y generalizada en todas las culturas, existiendo una base neurobiológica y evolutiva para la respuesta materna. Hay que decir que este estudio es una continuidad de investigaciones anteriores que demostraban que el cerebro de mujeres y hombres responden de manera diferente a los llantos infantiles.

Siguiendo esta línea de investigación, merece la pena retomar la lectura de este post en el que hablábamos de una investigación que mostraba la existencia de un lenguaje universal de las madres. Los resultados decían que madres de diferentes culturas y países adoptan un timbre de voz específico para hablar con su bebé, siguiendo un mismo patrón y, por tanto, considerándose un lenguaje universal. Esta es otra pieza del puzzle que muestra que el cerebro de una madre tiene respuestas biológicas generalizadas y relacionadas con la crianza de los bebés.

Podéis conocer todos los detalles del estudio a través de este artículo publicado en la revista científica PNAS (Proccedings of the National Academy of Sciences).

Foto | Mark Doliner

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...