El Lenguaje en el primer año de vida

Es importante el aprendizaje de sonidos de la lengua materna en el niño en los seis primeros meses de vida ya que ello determinará su desarrollo psicológico y mental.

El niño al nacer posee una corteza cerebral estructuralmente formada, pero sus funciones se forman y se desarrollan bajo la influencia de condiciones internas y externas. Sabemos por estudios realizados, que las conexiones neurológicas se forman en un estadio muy temprano de la vida y que el cerebro del niño está apto para recibir nuevas experiencias para determinar o forman nuevas conexiones y nuevas funciones. Por ello es importante  el aprendizaje de sonidos de la lengua materna en el niño en los seis primeros meses de vida.

Bebita Andrea balbuceando en sus primeros meses

Es conocido por los educadores y padres de familia que el lenguaje como proceso estructurado, no aparece durante los primeros meses del recién nacido, pero es importante resalta lo elemental de que es en estos primeros meses de vida que se ponga  en práctica un conjunto de actividades recíprocas entre padres y niños con el objetivo de favorecer la comunicación, ya que la ausencia de la comunicación entre padres e hijos puede originar trastornos emocionales que dificultan la necesidad de expresarse de comunicarse.

Es importante definir la función principal del lenguaje materno en la primera infancia  que es la de enriquecer y estimular el conocimiento del niño al igual que el resto de la familia. Así mismo es importante destacar que la estimulación del lenguaje debe comenzar desde las primeros momentos de la vida del recién nacido, pues  mediante la interacción de los padres e hijos, y la planificación gradual de las actividades de estimulación se crean  una serie de indicios tanto psicológicas como físicas y sociales  que permitirán la normal aparición estructuración y desarrollo del lenguaje.

El desarrollo gradual del lenguaje como proceso de los primeros  meses de vida, demuestran la importancia de la socialización. Por ello es sin duda una de las habilidades más complejas que surgen y se desarrollan durante la vida del hombre, la capacidad de utilizar el lenguaje es algo que nos distingue de las demás especies.

Estamos convencidos que es muy importante desarrollar el lenguaje en los niños durante sus primeros años de vida,  Pero como vamos desarrollando el lenguaje en nuestros niños? A continuación les damos algunos alcances.

Durante los 0 a 6 meses de vida, el único sonido que emite el bebé es el llanto y esto es una manera de comunicarse. Existe todo un repertorio de llantos que expresan sus estados de ánimo y sus necesidades. Aunque muchas veces se piense que no se reconoce  la diferencia entre una clase de un llanto y otro, es la madre quien los distingue y prontamente va a poder atender a las necesidades de su bebé. Se han realizado varios estudios sobre el tipo de llanto dándonos a conocer por ejemplo que cuando el llanto es de hambre es con pautas de sonido y pausa, o cuando es de dolor el llanto es de intensidad y ritmo especial o cuando es de pánico llora con una gran desolación.

El lenguaje de Andrea: el llanto

A medida que va creciendo ya a los 2 meses empezará a producir otros sonidos conocidos como el gorjeo y es generalmente cuando el bebe se siente muy a gusto, contento y es importante que los adultos inicien un dialogo tratando de imitarlo o realizando otros sonidos acompañados de movimientos gestuales que puedan fortalecer el desarrollo del lenguaje y sobre todo la parte afectiva emocional del bebé.

Estos progresos significan que el bebé va progresando y se inicia en la siguiente fase de la comunicación el Balbuceo, aquí el bebe nos habla y va acompañado de movimientos corporales (movimiento de sus manos, pies) esto en realidad se inicia desde la anterior fase pero toma más fuerza en este tiempo. Por ello debemos prestar más atención a la forma de cómo el bebe trata de comunicarse y a los mensajes que ya transmite. Al hablarle y comunicarse con él, hay que dejar que el bebé sea el que establezca el ritmo de dialogo, esperando a que termine de emitir el sonido y luego responderle suavemente. Con ello se le da a entender  que se comprende su mensaje, la respuesta del adulto a sus mensajes repercutirá en la relación que se establezca con él.

Al cuarto mes es importante hablarle y cantarle y no sólo porque está más preparado para entender a los sonidos, sino porque tiene capacidad para reproducir lo que oye. Aquí ya el bebé va a prendiendo hablar emitiendo sonido nuevos y más aún si el adulto va siendo parte de esos estimulados.

Ya en el quinto  y sexto meses de vida el bebé necesita comunicarse más ya no solo con gestos y mirada. Cada vez emitirá más sonidos y más expresivos. En este tiempo ya puede repetir algunas silabas “ma” “pa” “ta”. En esta etapa el bebé ya acostumbrándose a escuchar su nombre reaccionando cuando se le llama con pequeños gestos (movimiento de la cabeza o sonrisa). Debemos practicar con él la emisión de vocales, consonantes, silabas, llamarlo por su nombre, mostrarle el juguete y hablarle de él, cantarle  mucho y sobre todo con movimientos gestuales.

De los seis a los doce meses, ya el niño escucha cuando le dicen las cosas aunque muchas veces no llegue a entenderlo todo, capta el tono de voz el estado de ánimo. Por ello debemos tener mucha paciencia y dedicación porque aquí los niños esperan respuestas por parte del adulto y debemos darnos el tiempo para poder comunicarnos con ellos, la conversación debe ser relajada, sin prisa y usando a la vez palabras y gestos en tono afectivo, ya que es en esta etapa donde los niños producen más sonidos y sobre todo sonidos repetitivos. Es muy importante cuando al niño se le está atendiendo (baño, comer, cambiándolo) se le vaya relatando lo que están haciendo y que le muestre los objetos con su respectivo nombre, por ejemplo a la hora del baño decirle….te voy a bañar aquí está el agua….mira aquí está el jabón y te voy a enjabonar tus brazos, tus pies, etc. Esto permitirá que el niño vaya teniendo una secuencia  ordena y lógica, para que pueda ir organizándola mentalmente.

Así mismo es realmente importante poder enseñarle cuentos con figuras grandes y gruesas para que él pueda ir manipulando el objeto mientras que el adulto va contándole o señalándole los dibujos. Es importante  desarrollar su lenguaje a partir de los estímulos que se le transmite y aprender a responder ordenes sencillas, por ejemplo….Sebastián me puedes dar la pelota por favor….En esta etapa es muy necesario no darle todo lo que el niño le señala, es importante que él realice el esfuerzo de repetir lo que el adulto esta nombrando de tal manera que  él niño siempre tratará de mencionar el objeto o utilizará sus propios nombres para referirse a ese objeto.

Por lo tanto podemos concluir mencionado que es muy importante tener la paciencia y dedicación para entablar un dialogo con nuestros  niños, el hablarle con toda claridad y sin diminutivos constantes, el de nombrarle las cosas por su nombre.

Por otra parte, es importante  tener en cuenta que aunque el niño tiene muchas necesidades de comunicación, también son necesarios los momentos de calma y tranquilidad al igual que el silencio, para poder tener espacios de reflexión, de ir pensando y meditando sobre lo aprendido.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...