El lazo materno ayuda a los niños a hacer amigos

Según este estudio se ha demostrado que los niños que tienen un gran vínculo con su madre durante sus primeros años tienden a formar amistades muy cercanas en la escuela, además de mejorar sus habilidades lingüísticas.
Un interesante estudio, realizado por científicos de la Universidad de Illinois, que demuestran los beneficios de establecer un estrecho vínculo entre madre e hijo.
En este interesante artículo te contamos todo acerca del mismo.

Los científicos han conocido el enlace existente entre el vinculo con la madre y la calidad de las amistades de los niños, pero no lo han entendido por completo.

Los científicos han conocido el enlace existente entre el vinculo con la madre y la calidad de las amistades de los niños, pero no lo han entendido por completo.

Un niño que tiene una gran vínculo con su madre durante sus años preescolares tiende a formar amistades muy cercanas en la escuela, según lo ha demostrado un estudio que además indica el por qué de esta situación.

«En una relación segura y emocionalmente abierta de una madre para con su hijo, los niños desarrollan un positivo entendimiento de los otros, lo cual promueve más las amistades durante los primeros años de escuela», dijo la investigadora Nancy McElwain de la Universidad de Illinois.

Por mucho tiempo, los científicos han conocido el enlace existente entre el acercamiento a la madre y la calidad de las amistades de los niños, pero no lo han entendido por completo.

McElwain y sus colegas estudiaron la información de 1071 niños del National Institute of Child Health and Human Development Study en un estudio sobre cuidados tempranos y desarrollo posterior de los niños.

Estos investigadores calcularon el vínculo entre madre e hijo a la edad de tres años, además, luego calcularon cuán abiertamente madres y niños se reconocían y comunicaban con respecto a sus emociones cuando el niño tenía cuatro años de edad y cuatro años y medio.

Los niños que tienen un lazo seguro con la madre, tienen una mejor habilidad en su lenguaje posteriormente.

Los niños que tienen un lazo seguro con la madre, tienen una mejor habilidad en su lenguaje posteriormente.

A los cuatro años y medio y luego en primer grado, los niños fueron evaluados en sus habilidades lingüísticas, además de ver cuán hostiles tendían a ser al reaccionar a situaciones sociales circundadas por el juego. Por otro lado, a las madres y a los profesores se les pidió que evalúen a cada uno de los niños acerca de las competencias que poseían en primer grado, así como en la calidad de las relaciones del niño con su mejor amiga o amigo en el tercer grado de educación primaria.

Los niños que tenían un lazo seguro con la madre a la edad de tres años mostraron una comunicación emocional más abierta y una mejor habilidad en su lenguaje a la edad de cuatro años y medio.

«La comunicación emocional abierta predice menos acciones hostiles de parte de los niños en el primer grado de escuela, lo cual predice además una gran calidad de amistad generada en tercer grado y que puede ser visualizada por los profesores», señaló McElwain.

«Estos hallazgos sugieren que la manera en que el niño interpreta la conducta de las otras personas puede empezar a desarrollarse en el contexto de las relaciones tempranas, y esas interpretaciones pueden ser importantes para la habilidad de un niño al relacionarse con sus amigos posteriormente».

Foto 1 de D.A.K.Photography

Foto 2 de  Joe Shlabotnik

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...