Conocer el hipo en el bebé

Vale decir primero que todo que el hipo en el bebé es común y sumamente frecuente, sobre todo en aquellos pequeños recién nacidos, producto de la expansión de sus pulmones y diafragma, cosa completamente natural y sin mayores incomodidades para el pequeño, aunque se trate de un fenómeno que aparenta ser una gran molestia para el niño.

Se sabe que el hipo en el bebé es tan común que cerca del 80% de los bebés recién nacidos lo padecen, siendo un trastorno inofensivo que en la mayoría de los casos no requiere tratamiento y que, en general suele desaparecer por si solo, tan repentinamente como se generó. La frecuencia del hipo disminuye de forma paulatina a partir de los seis meses de edad.

El hipo en el bebé puede igualmente generarse por diferentes causas, aparece por una inmadurez en el sistema nervioso que produce contracciones irregulares y repentinas en el diafragma por la falta de control apropiado, causa de la propia inmadurez del cuerpo, que provoca que los músculos que intervienen en la respiración se fortalecen y tratan de funcionar de forma armónica por lo que todo factor que genere una irritación en el diafragma provoca espasmos en el músculo.

Las alteraciones en el diafragma del niño se pueden presentar por una ingesta excesiva de alimentos, o por tragar aire o por sorber líquido de forma rápida, además de los cambios de temperatura en el medio que pueden provocarle al bebé ese tipo de alteraciones.

Algunas sugerencias para quitar el hipo en el bebé están referidas siempre a las precauciones, por ejemplo, si traga aire mientras se alimenta, hay que detener el proceso de toma unos momentos y retomar la lactancia cuidando que ya no entre aire, si mama muy rápido hay que suspender para que descanse y luego se vuelve a reacomodar.

Cuando termine de alimentarse hay que colocar al niño en posición vertical para que consiga eliminar el aire, y hay que evitar siempre los cambios bruscos de temperatura en el ambiente, cambiándolo siempre en un ambiente libre de corrientes de aire, manteniéndolo siempre bien abrigado.

Vía | universobebes.com
Foto |  BradK de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...