El gateo en los bebés

El gateo, es una de las etapas más importantes en el desarrollo y aprendizaje psicomotor del niño.
Una etapa fundamental, que es importante que el bebé atraviese.
Conoce en este artículo, cuáles son los beneficios del gateo y como puedes hacer para incentivar a tu bebé para que comience a gatear. En este post, todo lo relacionado al gateo en los bebés.

Alrededor de los seis a ocho meses, comienza a producirse la etapa del gateo en los bebés.

Generalmente, el gateo se desencadena, luego de que el bebé, es capaz de quedarse sentado sin ningún tipo de ayuda.

Bebé gateando

Bebé gateando

Cada niño, tiene sus propios ritmos por lo que el comienzo del gateo, diferirá de uno a otro.

Es importante que el niño atraviese por esta etapa, y no la saltee, ya que con el gateo, el niño fortalece sus músculos, aprende a controlar el equilibrio, ya coordinar sus movimientos, factores necesario para luego comenzar a caminar.


Por lo tanto es necesario estimularlos, aunque sin presionarlos, para que se inicien en esta etapa.

¿Qué es lo que puedes hacer como papá para estimular el gateo? Pues es muy efectivo el colocar objetos y juguetes que le llamen la atención, a su alrededor y a una cierta distancia, para que le bebé intente alcanzarlos.

Otra buena idea, es colocarle objetos como cajas o almohadones, para que el bebé, intente esquivarlos.

Ya verás como de a poco, comienza a arrastrarse por el piso, al principio seguramente arrastrando su panza, ayudado e impulsado por sus manos, para de a poco, ir perfeccionándose en su propia técnica de gateo.

Es más útil y recomendado, que a partir de los seis meses, comiences a dejar a tu bebé en el piso, antes que colocarlo en un andador o que pase mucho tiempo en su coche.

Disfrutando del gateo

Disfrutando del gateo

Eso sí, en esta etapa, tendrás que estar más atenta a sus movimientos y desplazamientos, y a las medidas de seguridad, porque en unos segundos, y a medida que vaya tomando confianza en sí mismo, lo perderás de vista; y la casa puede ser lugar de varios de los accidentes domésticos más comunes.

Cuando haya pasado ya un tiempo, y el bebé gatee perfectamente, se interesará por comenzar a agarrarse a algún mueble para pararse con la ayuda de éste, luego intentará desplazarse empujando algún objeto que le sirva de apoyo e intentará quedarse paradito solo.

¡A partir de aquí, ya no queda nada más que comenzar a caminar! Así que no te preocupes si ensucia su ropita, y no tengas miedo de dejarlo en el piso, bajo la supervisión de un adulto, ya verás como el gateo, es positivo para su desarrollo psicomotor.

Foto 1 de Toni Molero 07

Foto 2 de Eugenia y Julián

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...