El estrés posparto afecta al microbioma de la leche materna

Se ha constatado que el estrés posparto afecta al microbioma (población bacteriana) de la leche materna, los expertos creen que esto podría tener implicaciones para la salud de los bebés a medio y largo plazo.

Bacterias presentes en la leche materna

Según una investigación realizada por el Centro Médico de la Universidad de Radboud (Países Bajos), el estrés posparto afecta al microbioma de la leche materna, provocando cambios que podrían tener implicaciones en la salud de los bebés a largo plazo. Los expertos comentan que hasta la fecha se ha analizado cómo influyen en la leche materna factores como la edad gestacional, el uso de antibióticos, la ubicación geográfica o la dieta de la madre, sin embargo, la angustia psicosocial materna (estrés) no se ha abordado como un factor de riesgo potencial, qué puede influir en la composición bacteriana de la leche materna.

El estudio realizado es el primero que examina esta posible relación durante los primeros tres meses después del parto, y sobre los cambios que se producen en la composición bacteriana de la leche materna en mujeres sanas que amamantaron a sus bebés, después de haber tenido un parto a término.

La leche materna contiene muchos componentes bioactivos que se transfieren al bebé a través de la leche materna, se trata de bacterias que parece que se originan en el intestino de la madre y, se sabe desde hace tiempo que el estrés puede alterar el microbiota intestinal, de ahí el origen del estudio. Los expertos querían analizar si el estrés provocaba la alteración de los niveles y variedad de bacterias que están presentes en la leche.

Los expertos tomaron muestras de leche de 51 madres lactantes sanas a las dos semanas, a las seis semanas y a las 12 semanas tras el parto. Se pidió a las madres que cumplimentaran un cuestionario sobre el estado de ánimo que tenían, el nivel de ansiedad y los síntomas depresivos que pudieron experimentar a las seis semanas después del parto. Para determinar la diversidad y niveles de las bacterias de la leche se utilizó un análisis metataxonómico mediante la secuenciación del gen 16S rRNA usando la tecnología Illumina MiSeq, técnica utilizada para determinar la serie de pares de bases en el ADN, también conocida como secuenciación de ADN.

En general se apreció un aumento de la diversidad de bacterias presentes en la leche materna durante los tres primeros meses tras el parto. Los investigadores comentan que el estrés no causó diferencias significativas en la abundancia de los principales géneros de bacterias, sin embargo, se observaron cambios progresivos en la población de algunos géneros bacterianos, es decir, la diversidad bacteriana si se vio afectada. Por otro lado, se constató que cuanto mayor era el grado de estrés, menor era la diversidad de bacterias presentes en la leche.

Se puede decir que el estrés afecta a la composición bacteriana de la leche materna, sospechando que la alteración se origina inicialmente en la microbiota gastrointestinal de la madre que, como hemos comentado, se transfiere a la leche materna y, por tanto, al bebé. Los expertos consideran necesario investigar en profundidad esta relación y cómo afectaría la composición bacteriana modificada al desarrollo y salud del bebé a corto, medio y largo plazo.

Hablan de realizar nuevas investigaciones, pero esta vez con un mayor grupo de participantes, incluyendo un análisis del microbioma intestinal de las mujeres y un análisis de la leche materna en los diferentes niveles de estrés posparto. Podéis conocer todos los detalles de este interesante estudio a través de este artículo publicado en la página web de la revista científica Frontiers in Microbiology.

Foto | Sanutri

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...