El desarrollo de la visión en los bebés I

ojo1

Como el resto de las habilidades propias que desarrollamos los seres humanos a lo largo de nuestra vida, y al igual que sucede en el reino animal, donde poco a poco los nuevos seres que llegan a este mundo van ampliando sus capacidades físicas, lo mismo sucede en los primeros meses de vida de nuestros hijos.

Quienes tenemos niños en casa sabemos que existe un arduo camino de aprendizaje, para que lentamente nuestros hijos vayan incorporando nuevos conocimientos y desarrollen habilidades tales como caminar, hablar, leer, escribir y demás.

Uno de los desarrollos por los que frecuentemente los médicos pediatras reciben consultas de los padres se encuentra relacionado con la visión de los bebés, ya que los primeros meses de vida de los pequeños son determinantes para el progreso de este sentido.

Cuando un niño nace, con el transcurso de los días, semanas y meses va ajustando su visión, hasta llegar a desarrollar por completo la vista, momento para poder detectar con exactitud si nuestro bebé sufre de alguna anomalía en sus ojos.

A continuación, te acercamos algunos detalles acerca de cada una de las etapas en el progreso de la visión del bebé, para que puedas conocer realmente qué es lo que mira tu pequeño cuando deposita los ojos sobre algún objeto o alguna persona.

Las primeras semanas de vida:

Tanto al nacer como en las primeras semanas de vida del bebé, su visión se encuentra limitada, por lo que no logra identificar correctamente las formas de los objetos. Su ojos responden a la luz brillante con pequeños parpadeos, y puede suceder que el niño parezca bizco, ya que por lo general los ojos aún no se hallan coordinados.

Los primeros días sólo podrá fijar su vista en un rostro o en la luz, y con el correr de las semanas logrará seguir un objeto que se muestre en movimiento.

Cabe destacar que los bebés son realmente sensibles al rostro humano, por lo que se aconseja a las mamás colocar su cara a una distancia de entre 20 a 25 centímetros, con el fin de que el pequeño logre verla correctamente y comenzar con la etapa de reconocimiento.

En el primer mes:

Durante el primer mes de vida del niño, el bebé puede observar claramente rostros e ilustraciones, por lo que los médicos recomiendan mostrarle al pequeño imágenes de contraste en blanco y negro para que logre delimitar mejor las formas.

Por otra parte, en esta etapa también desarrollará su visión, de modo que podrá seguir el movimiento de un objeto hasta 90 grados. Asimismo, comenzará a mirar a sus padres de forma atenta, y notaremos que puede llegar a comenzar a lagrimear.

Para conocer más información acerca de cómo continúa el proceso de desarrollo de la visión de nuestro bebé, te invitamos a leer la segunda y tercera parte de este informe especial.

Vía | Health System
Foto | Sean Dreilinger

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...