El ácido fólico reduce la incidencia de algunos tipos de cáncer infantil

Prevención fetal

Una investigación conjunta desarrollada por expertos de la Universidad de Minnesota y la Universidad de Washington (ambas de Estados Unidos), ha determinado que añadir suplementos de ácido fólico en los alimentos reduciría la incidencia de algunos tipos de cáncer infantil, concretamente un tipo de tumores cerebrales y el más tipo más frecuente de cáncer de riñón.

Como sabemos, se recomiendan los suplementos de ácido fólico durante el embarazo para prevenir problemas como los defectos congénitos, la espina bífida, el paladar hendido, el labio leporino, etc. El ácido fólico juega un papel importante en el desarrollo neurológico del bebé antes y después del parto, pero también previene de las enfermedades citadas. Para llegar a esta conclusión, los investigadores llevaron a cabo un estudio que se considera el más amplio realizado hasta el momento, el trabajo se centró en la incidencia del tumor de Wilms, una neoplasia maligna del riñón que es el segundo tipo más frecuente de cáncer abdominal en los niños. Se analizó la incidencia de esta enfermedad en un periodo comprendido entre 1986 y 1997, en este periodo la incidencia del tumor fue incrementándose.

Pero a partir del año 1997 la incidencia de las enfermedades citadas empezó a reducirse en el país, algo que coincide con la orden de la Food and Drug Administration (Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos), de suplementar a partir de 1998 los alimentos con ácido fólico, para reducir problemas como la espina bífida. A partir de esta fecha, la incidencia del tumor de Wilms se redujo gradualmente. En lo que respecta al tipo de tumores cerebrales, su tasa desde 1986 hasta 1993 fue incrementándose y a partir de esa fecha empezó a reducirse, en este sentido no coincide la fecha con la orden de suplementar los alimentos con ácido fólico.

Sin embargo, sí coincide con la recomendación que se realizó en 1992 para que las mujeres en edad fértil tomaran suplementos de ácido fólico todos los días. El estudio tomó los datos de 8.829 niños con edades comprendidas de 0 a 4 años el periodo comprendido entre el año 1986 y el año 2008, la mayoría diagnosticados con alguna de las enfermedades citadas, el patrón de la reducción de la prevalencia es destacado a partir de 1993, por lo que la conclusión es evidente, es necesario tomar la suplementación. Este estudio da pie a nuevas investigaciones para poder determinar la amplitud de beneficios obtenidos al mejorar los alimentos con ácido fólico.

De todos modos, será interesante esperar a que los datos sean ratificados por otros investigadores en nuevos estudios, ya que como sabemos, hay diferentes opiniones sobre la cantidad y el tiempo que se deben ofrecer suplementos de ácido fólico, al respecto sería interesante retomar el estudio australiano en el que se discuten estos temas. Puedes conocer más detalles sobre la investigación estadounidense a través de la página científica Pediatrics.

Foto | Euthman

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...