Dinamarca prohíbe el bisfenol A en los envases alimentarios infantiles

BPA

Acabamos de conocer una noticia que debería ser secundada por el resto de países europeos, Dinamarca prohíbe el bisfenol A en los envases alimentarios infantiles, es una prohibición temporal sujeta al principio de precaución ante los diferentes estudios que muestran la peligrosidad del bisfenoal A, recordemos que esta sustancia también denominada BPA está presente en numerosos envases alimentarios, como por ejemplo los biberones, botellas y envases de policarbonato, etc. El bisfenol A puede incorporarse al contenido a través de un proceso de lixiviación, es decir, la disolución de este elemento en el líquido que contiene el envase.

El Gobierno de Dinamarca ha prohibido de forma cautelar el uso de bisfenoal A en aquellos envases o materiales que pueden entrar en contacto con niños de entre 0 y 3 años de edad, ante el temor de que el bisfenol A pueda inhibir la capacidad de aprendizaje de los niños.

Sería interesante recordar la lectura del post El bisfenol A provoca comportamientos agresivos e hiperactivos en los niños, primer estudio que relacionaba la exposición prenatal del bisfenol A o BPA con los problemas de conducta infantiles. Otro post interesante es el Bisfenoal A durante el embarazo, en él se explicaba que la exposición de las madres gestantes a esta sustancia podía alterar de forma permanente el sistema reproductivo de los bebés. Finalmente destacaremos el post Cuidado con los biberones de plástico, donde podíamos conocer un nuevo estudio que demostraba rotundamente como se incrementaban los niveles de BPA en sangre bebiendo líquidos en botellas de plástico durante una sola semana.

Podríamos seguir nombrando estudios que demuestran la peligrosidad de esta sustancia utilizada por la industria, todavía estamos esperando la respuesta de la EFSA sobre el bisfenol A, recordemos que la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad de los Alimentos) inició una investigación hace unos meses sobre el tema, pero parece ser que la investigación se alarga y todavía no ofrecen su veredicto.

Retomando la noticia danesa, se ha decretado que a partir del próximo 1 de julio, la venta de botellas o accesorios para niños que contengan bisfenol A serán prohibidos, se ha permitido una transición de tres meses para que los alimentos que actualmente están envasados conteniendo esta sustancia, puedan ser comercializados y no suponga una carga económica para los comercios. En esta cuestión discrepamos, es más importante garantizar la salud de los niños que el valor económico de las existencias. Como decíamos, se ha aplicado el principio de precaución hasta que no aparezcan nuevos estudios que demuestren lo contrario, recordemos que por el momento pesan más los estudios que advierten sobre el peligro que los estudios que resultan favorables (curiosamente estos últimos han sido en parte realizados por la industria para intentar salvaguardar sus intereses).

Día a día crece la preocupación en torno al bisfenol A y cada vez son más las empresas que certifican la ausencia de esta sustancia en sus productos (por fortuna), sin embargo, y como ya hemos reivindicado en otras ocasiones, son muchos los Gobiernos que no aplican el principio de precaución y parece ser que los estudios no son suficiente aval para ello. Pero además hay que añadir que el bisfenol A no sólo puede perjudicar a los bebés, el medio ambiente también sufre sus consecuencias y se incrementa la contaminación de las aguas con BPA. Reiteramos nuestra alegría por la prohibición y esperamos que otros países la secunden.

Vía | Food Production Daily
Foto | Alessandro Perilli

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...