Diagnóstico precoz de la meningitis en bebés

Enfermedades infantiles

Un grupo de investigadores del Reino Unido acaban de dar a conocer el desarrollo de un diagnóstico precoz que permite detectar rápidamente la presencia de la bacteria causante de la meningitis en bebés. El nuevo sistema de detección representa un gran avance, dado que actualmente el procedimiento utilizado es mucho más lento (análisis de sangre) y no es tan preciso. En estos casos el tiempo es un factor muy importante, ya que un tratamiento rápido con los correspondientes antibióticos evitaría la inflamación de las meninges, membranas que recubren el cerebro y el sistema nervioso central, el resultado puede ser fatal y acabar con la vida de los bebés.

Según los investigadores, la nueva prueba rápida para la detección de la Streptococcus agalactiae, uno de los microorganismos que causan la enfermedad, permite iniciar el tratamiento con más rapidez, controlar la enfermedad y en consecuencia reducir el riesgo de mortalidad. Sin embargo, leemos en Wikipedia que el 80% de las meningitis están causadas por virus y sólo se atribuye un 20% de los casos a las bacterias. La prueba es un gran avance, pero parece ser que será necesario desarrollar métodos más rápidos que sean capaces de detectar la presencia de los virus que las causan.

Sin embargo, hay que destacar que casi el 75% de los casos de enfermedad causada por la bacteria Streptococcus agalactiae se produce durante la primera semana de vida del bebé, denominándose enfermedad de comienzo precoz. Otro detalle es que los bebés prematuros son más susceptibles a la acción de la bacteria que los que nacen a término. Con respecto a la mortalidad, ésta varía dependiendo del país, en el caso de España varía entre un 5% y un 20%. Con la nueva prueba se pone coto a la bacteria estreptococo del grupo B (EGB), en menos de dos horas se puede detectar su presencia en la sangre o en el líquido cefalorraquídeo, líquido que rodea al cerebro y la médula espinal y cuya composición se altera a causa de estos microorganismos.

Hay que decir que estas bacterias forman parte de la flora del tracto intestinal y vaginal, hasta un 40% de las mujeres las integran en su organismo. El Streptococcus agalactiae vive en el organismo sin causar ningún daño, el riesgo se produce durante las semanas del embarazo, momento en el que se puede transmitir al futuro bebé y causar infecciones graves como la meningitis. Al no haber síntomas en la futura madre a pesar de tener la bacteria, sólo se puede detectar cuando el niño nace, pero para entonces, y según leemos aquí, posiblemente ya esté sufriendo una grave infección, dado que como hemos indicado, esta bacteria ha sido transmitida durante la gestación.

El sistema de diagnóstico es muy fiable al estar basado en la detección del material genético de las bacterias, sin embargo, hay que decir que este procedimiento todavía se está desarrollando y deberán realizarse más estudios para ratificar los primeros resultados. Otros investigadores trabajan en el desarrollo de una vacuna que sea capaz de proteger a las madres gestantes y a los futuros bebés, quizá esta medida es mucho más efectiva que un diagnóstico precoz que confirma la enfermedad, por ello algunos especialistas del Reino Unido solicitan a los organismos competentes que establezcan una serie de pruebas rutinarias obligadas para todas las mujeres embarazadas que pueda determinar la presencia de la bacteria y una vez confirmada, ofrecer un tratamiento antibiótico durante el parto.

Posiblemente no tardaremos en conocer nuevos datos del estudio y el diagnóstico precoz desarrollado, puedes conocer más detalles de la investigación a través del artículo de la revista Journal of Medical Microbiology.

Foto | 4gpa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...