Descubrir si es daltónico

Descubrir si es  daltónico

Cuatro niños de cada cien son daltónicos o no perciben correctamente algunas tonalidades, es un trastorno visual congénito para el cual no existen tratamientos  aunque tampoco influye mucho en la vida diaria de los niños.

Es un trastorno hereditario que se trasmite por el cromosoma X (Los niños son XY y las niñas XX) por lo que como las niñas tienen dos cromosomas X es más difícil que ambos cromosomas estén afectados por el gen defectuoso. Este trastorno lo transmite la madre a los hijos varones, los niños con un padre daltónico y una madre sana es poco probable que lo hereden, pero las hijas de un daltónico serán portadoras sanas de la enfermedad la cual cuando se convierta en madre sus hijos varones tendrán un 50% de probabilidades de ser daltónicos mientras que las hijas tendrán las mismas posibilidades de ser portadoras sanas.

Un trastorno visual que fue descubierto en 1798 por John Dalton un científico inglés que sufría la enfermedad y de ahí se tomo el nombre, daltonismo o incapacidad para reconocer y distinguir algunos colores. Una enfermedad presente desde el mismo día del nacimiento, predomina sobre todo en los niños más que en las niñas y se suele descubrir a la hora de dibujar cuando el niño comienza a utilizar los colores de una forma impropia, aunque se dan casos que hasta que no acuden al oculista sobre los seis años no se detecta si es daltónico. Aunque es útil conocerlo cuanto antes de cara a la educación primaria para que los profesores no puedan recriminar al niño su confusión de colores.

El daltonismo no es un efecto progresivo por lo que no hay que temer que pueda empeorar según pasa el tiempo y no está relacionado con otros problemas de la visión como podría ser la miopía, el niño daltónico ve bien salvo por que la percepción de los colores no es correcta, la forma clásica de la enfermedad afecta a la hora de distinguir las tonalidades del verde y del rojo, mientras que también es posible que se confundan el amarillo con el azul aunque es un trastorno más raro de encontrar.

Según el daltonismo que tenga el niño la dificultad para reconocer el rojo o el verde variará según la gravedad del trastorno, no significa que no vea las tonalidades sino que sólo las distingue si son muy vivas con colores muy encendidos y saturados. La visión del niño hace que vea con un cierto aplanamiento, no distinguen algunas tonalidades o matices intermedios.

El daltonismo no influye en la vida diaria, en el colegio con avisar a los profesores es suficiente para que le guíen a la hora de dibujar y elegir los colores, una manera de ayudarle es explicarle de manera sencilla el problema y por ejemplo marcar los rotuladores con el nombre del color que son para que no se equivoque o hacerles algún tipo de marca para que sepa cual está utilizando.

En cuanto a distinguir los colores del semáforo un tema importante cara a la educación vial, un daltónico medio consigue reconocer las señales sin problemas ya que son de tonalidades encendidas sólo una persona con un daltonismo severo puede tener algún tipo de problema al distinguir el color de los semáforos.

Vía| Revista Mi bebé y yo
Foto| auxesis

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...