Descanso y funcionalidad hasta los dos años con la cuna extensible Moodelli

La cuna extensible Moodelli, unido a su cómoda-cambiador y lámpara de diseño ofrecen descanso, comodidad y bienestar al bebé hasta los dos años

La llegada de un bebé requiere una previsión importante en cuanto a productos de todo tipo que debemos tener en nuestro hogar antes del nacimiento. Entre todos ellos, uno de los más importantes y necesarios desde el primer día que llegamos con el pequeño a casa es la cuna. Como en la mayoría de productos, el abanico de cunas que podemos encontrar en el mercado es muy amplio. En este punto, debemos pensar en la mejor opción teniendo en cuenta criterios como la practicidad, el precio, la calidad de los materiales, la comodidad para nuestro bebé o la durabilidad.

Con todas estas reflexiones previas, hoy os queremos hablar de un producto muy recomendable si nos atenemos a estos importantes criterios. Se trata de la Minicuna y Cuna Moodelli Babybox. Estamos hablando de un solo producto que incluye minicuna y cuna, algo que nos permite con una única compra disponer de un lugar perfecto para el descanso del bebé desde su nacimiento hasta los dos años. Por lo tanto, no tendremos que comprar primero el cuco o moisés para después pasar a la cuna meses después, sino que lo tenemos todo en uno.

La cuna crece a medida que lo hace el bebé, con un somier extensible y móvil y un regulador de la altura. Otro elemento práctico son las ruedas, que nos permitirán trasladar la cuna a la habitación de los papás, al comedor o a la estancia que deseemos en todo momento. Y, unido a todos los conceptos de más comodidad y ergonomía, tenemos un diseño contemporáneo muy interesante. Por lo tanto, como explicábamos al principio, este producte une importantes ventajas como el componente de seguridad y funcionalidad.

Cambiador Moodelli

Además de la cuna, aprovechamos para daros a conocer dos elementos más con diseño a juego con la Moodelli Babybox y también necesarios para el bebé. El primero es la cómoda-cambiador Moodelli Dressi, que nos ofrece el espacio para guardar todo lo necesario para cambiar y limpiar al bebé, o lo que nosotros deseemos, junto con la bandeja-cambiador que se sostiene encima de la cómoda encajada y con la ayuda extra de unos imanes. También dispone de ruedas, cajones laterales y nos servirá hasta los dos años de edad.

Y si queremos redondear la gama completa con otro objeto a juego, disponemos de la lámpara Moodelli Dimerlamp, una original luz en forma de caja que, al abrirse, forma diferentes efectos de luz en la habitación. Podemos modular las formas y la luz como queramos y adecuándola a cada momento.

Como puedes observar en las imágenes, los tres productos mantienen la misma línea de diseño, permiten un gran aprovechamiento del espacio y suponen una ventaja importante para resolver los dos primeros años del bebé en cuanto a descanso y cotidiano se refiere.

Con todo, la recomendación es clara, pues otras opciones del mercado nos obligarían a una compra de varios productos cada pocos meses, con un gasto superior y un acumulado de productos ya usados que deberíamos guardar en otro lugar de casa. Siempre hay que acudir a opciones prácticas, seguras y rentables, criterios que hay que tener en cuenta antes de cualquier compra.

Lámpara Moodelli

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...