Cuidar correctamente el ombligo del bebé

Cuidar el ombligo de tu bebé recién nacido es muy importante para evitar infecciones

Así debes cuidar el ombligo de tu bebe

Para cuidar el ombligo del bebé solo vas a tener que realizar curas con agua y jabón, y secar bien el área. Antes se mandaban cremas antisépticas, pero hoy por hoy, sólo se usan para casos con infecciones que estén confirmadas.

El ombligo es ese huequito que todos tenemos en la barriga, aunque cada uno tenga una forma distinta y propia. Es, realmente, una cicatriz que se forma luego de cortar el cordón umbilical. Este cordón es el que junta al bebé con la madre durante la formación.

El cordón umbilical es el que hace que, tanto los gases como los nutrientes, sean intercambiados entre la madre y el bebé durante todo el proceso de gestación. Es decir, es el área que crea el lazo único entre la madre y el hijo.

Al poco tiempo de nacer, el cordón umbilical es cortado para “liberar al feto”. No obstante, no se corta justo al nivel del abdomen, si no que se dejan unos centímetros libres que se tarda unos 5 días en desprenderse. Al final, el cordón se cae solo, abandonado el ombligo del bebé.

A muchas madres les inquieta esto, ya que el ombligo de su bebé, en esos primeros momentos de vida, requiere ciertos cuidados para curarse adecuadamente. Esto de lo contrario, corre riesgo de infectarse. Por eso, en el presente este artículo te vamos a explicar cómo cuidar el ombligo del bebé.

¿Cómo limpio el ombligo de mi bebé?

Para hacer esto, puedes usar una gasa estéril. Limpia el ombligo con la gasa llena de agua y un poco de jabón neutro. Luego, debes dejar que el área lleve un poco de viento, para que así se seque. Con que pasen unos segundos es más que suficiente. El aire ayuda a que el proceso de cicatrización del ombligo sea rápido.

Hay que resaltar que esto debe realizarse, al menos, una vez por día. En el caso de que el bebé se manche, debe volver a realizarse este lavado. Aparte, no se aconseja tapar el ombligo. De realizarlo, es indispensable asegurarse de que el área esté seca previamente.

¿Cuándo se usan otros productos?

Durante mucho tiempo se ha aconsejar usar cremas desinfectantes o antibióticas para tratar el área del ombligo. Las personas pensaban que así se disminuía el riesgo de infección. No obstante, se ha comprobado que esto no es así.

De hecho, estas cremas que se usaban hacían que el cordón umbilical tardará más tiempo en desunirse. Por eso, los antisépticos y las cremas antibióticos sólo se usan cuando ya hay infección o el riesgo es muy grande. Por ejemplo, en sitios donde no hay buenas condiciones de higiene.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...