¿Cuánto hay que abrigar a un niño?

Ante la llegada del invierno, la primera reacción es recargar de ropa a los infantes, pero no es necesario. Estos datos te ayudarán a descubrir qué tan arropado debe estar el bebé.

Tips para elegir la ropa de los bebés

En el invierno los papás primerizos sufren por no saber cuánto deben abrigar a su niño. Tocar sus manos o pies para tener una referencia sobre su temperatura corporal es un error, puesto que estos siempre se mantienen fríos. Si bien es cierto que los bebés pierden calor muy fácilmente, esto no implica que haya que cargarlos de ropa. Lo ideal es tocarlos en el cuello para tener una idea de su temperatura real y, a partir de allí, elegir el atuendo indicado.

Un punto importante a considerar, es que el organismo de los neonatos se comporta de una manera distinta. Sudan a un menor ritmo y en menor proporción que los adultos. Pueden estar deshidratados y permanecer secos, por lo que conviene tener cuidado con la cantidad de prendas que se le colocarán. Si transpiran, probablemente estén experimentando un calor extremo, así que hay que prestar atención a ello.

El llanto podría ser un indicio de que tiene calor, pero no todos lo hacen. Algunos simplemente se muestran cansados o con somnolencia. Será el tiempo lo que permitirá entender las reacciones de los bebés ante las variaciones de temperatura. Mientras se descubre esa información, convendría tomar en cuenta estos detalles que podrían ayudar a determinar qué tanto se debe arropar a un recién nacido. 

Tips para abrigar a un recién nacido

Uno de los artículos indispensables es el gorro. Por la cabecita de los bebés se “escapa” en grandes proporciones la calidez de su organismo, así que debe estar resguardada. Los guantes y manoplas no están demás, pero se utilizan en casos excepcionales. Recuerda que tu hijo explora todo a su alrededor a través del tacto. Si le cubres las manos se sentirá inseguro y molesto. No lo hagas a menos que la temperatura esté realmente baja.

Muy posiblemente has escuchado decir que los bebés necesitan una manga adicional y es así, pero no hay que exagerar. Si se trata de definir cuántas capas necesitan los recién nacidos para salir de paseo, el truco infalible es guiarte por tu propia sensación. Si tú te sientes cómodo y abrigado usando una sola capa, tu pequeño requerirá una adicional. Si conservas el calor con un suéter manga larga, podrás ponerle una chaqueta delgada y una camiseta del mismo grosor que la tuya.

Carga contigo una manta fina. Cuando de niños se trata, la prevención es esencial. Esa pequeña cobija te será muy útil si se desata una ventolera, o si la temperatura baja estando fuera de casa. Con estos tips estás listo para salir sin miedo a que tu chico padezca los embaste de los cambios de clima.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...