¿Cuántas horas de sueño al día requiere tu bebé?

Un bebé irritado, malhumorado y que luce sin energía no está durmiendo lo suficiente. Especialistas tienen una tabla indicadora del tiempo de descanso idóneo para su edad.

La cantidad de horas de sueño que requiere un bebé

Dormir bien y por el tiempo adecuado es fundamental para gozar de una buena salud. Esta premisa gana aún más relevancia cuando se trata de los bebés, pues están en pleno periodo de desarrollo. Sin embargo, para muchos padres es difícil darse cuenta si sus hijos están descansando lo suficiente.

Aunque cada pequeño es distinto, existen tablas referenciales elaboradas por los pediatras que señalan las horas de sueño necesarias según su edad. Los indicadores hacen referencia a si el sueño es diurno o nocturno, aunque puede ser variable en cada caso. Generalmente los recién nacidos tienen el reloj biológico invertido y a medida que crecen, lo van ajustando.

En términos generales las tablas sugieren que mientras más pequeño es el bebé, mayores son las siestas. Y mientras más grandes, mayor es el descanso por las noches. Hay que tener en cuenta que la forma en que se comporta cada niño también es determinante. Si es activo tal vez sus sueños sean más largos, pero menos constantes. Si está irritado y luce cansado, quizás no duerme lo necesario.

Horas de sueño según la edad

Básicamente el indicador de sueño señala que al nacer y hasta los dos meses se requerirán hasta unas 20 horas de sueño diario. Es común que los primeros 15 días el chico pase casi todo el día en la cuna y se despierte cada dos horas sólo para comer. En este periodo se está adaptando a estar fuera del vientre materno y por ello duerme más.

Al tercer mes de nacido y hasta los seis meses, lo ideal es que descanse entre 14 y 16 horas. Igualmente, ya no se despierta tan a menudo para alimentarse. Los padres también experimentarán un alivio, pues en la noche se prolongará su sueño hasta las ocho horas seguidas. En las mañana las siestas promediarán unas cinco horas.

A partir de los cuatro meses de edad se aconseja que el pequeño duerma en su propia habitación. El cambio puede afectarle, pero por lo general se mantiene el ritmo de sueño. La idea es que los papás establezcan horarios y patrones para que se regule el sueño. Que el bebé aprenda a dormirse sin compañía y sepa cuando es de día o de noche, es uno de los principales objetivos.

Más grande, menos sueño

Después de los seis meses y hasta el año se indica que el descanso disminuirá a 13 0 15 horas. Con que haga una o dos siestas en la mañana o tarde es suficiente. En la noche se estiman unas 11 horas de sueño sin interrupciones. Si aún se despierta mucho lo principal es velar porque no esté molesto por un pañal sucio o malestar corporal. Si está enfermo requerirá mimos para confortarlo, pero es necesario mantener el hábito de que duerma solito.

Desde el primer año y hasta los 3 añitos de edad, el chico necesitará de unas 12 a 13 horas de sueño. Hará sólo una siesta. Es importante procurar que no se extienda por más de dos horas, para que descanse completo al anochecer. A menudo, después de los 4 años no desean hacer la siesta, pero todo depende de la actividad del niño.

Cuando el niño ya tiene los 2 años es más fácil afianzarle las rutinas que lo conducirán al descanso. Leerle un cuento, darle un baño, dejarlo eligir sus pijamas o un osito de peluche para abrazar, son parte de las acciones más comunes que le invitarán a entregarse a los brazos de Morfeo. En cualquier caso, puedes aprender más sobre el sueño en los bebés, para lograr mejores resultados.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...