¿Cuándo introducir la alimentación complementaria en la dieta de los bebés?

Desde el año 2009 han estado vigentes las recomendaciones actuales sobre cuándo introducir la alimentación complementaria en la dieta de los bebés, ahora a petición de la CE, se ha solicitado que la EFSA revise y actualice sus recomendaciones sobre este tema, el dictamen será emitido en diciembre del próximo año.

Alimentación suplementaria

La Comisión Europea ha solicitado a la EFSA (Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea) que actualice el dictamen científico sobre cuándo introducir la alimentación complementaria en la dieta de los bebés. La EFSA revisará la información del dictamen emitido en el año 2009 y lo comparará con las recomendaciones que proporciona la OMS (Organización Mundial de la Salud). Según el dictamen actual de la EFSA, la alimentación complementaria se puede introducir en la dieta de los bebés entre los cuatro y seis meses de edad.

Según la OMS, lo más recomendable es que los bebés de hasta los seis meses de edad se alimenten exclusivamente de leche materna, o al menos que este alimento se mantenga como fuente principal en el caso de que se introduzcan alimentos suplementarios antes de tiempo. La agencia considera que de este modo se logra que el bebé se desarrolle correctamente y disfrute de un estado óptimo de salud, por otro lado, recordemos que además se apunta que es necesario que los bebés sean amamantados hasta que cumplan como mínimo los dos años para que puedan satisfacerse los requisitos nutricionales que comporta el desarrollo y crecimiento.

La OMS define la alimentación complementaria como el proceso por el que la leche materna por sí sola ya no es suficiente para satisfacer las necesidades nutricionales de los bebés lactantes, por lo que es necesario introducir otros alimentos y líquidos en la dieta. Algunos países siguen las recomendaciones de la OMS, sin embargo, otros recomiendan que se introduzca entre los cuatro y seis meses, esto es algo que no se entiende.

El caso es que con motivo de la aplicación de un nuevo marco legal de la alimentación para grupos poblacionales específicos que entró en vigor el pasado 20 de julio, la Comisión Europea quiere que se realice una actualización de las directrices y consejos de la EFSA. Esta actualización tiene sentido, ya que como hemos comentado, el dictamen de la EFSA es del año 2009 y por tanto, es necesario que las recomendaciones se realicen en base a las evidencias científicas actualizadas y disponibles.

La EFSA tiene ahora hasta finales de diciembre del año 2017 para realizar el informe en el que se mostrarán las recomendaciones actualizadas, hay que decir que se trata de una tarea larga y complicada, ya que se debe verificar que la introducción de la alimentación complementaria entre los cuatro y los seis meses no provoca en los bebés infecciones, aumento de peso excesivo o lentitud en la ganancia de peso, aparición de alergias, intolerancias o enfermedades como la diabetes tipo 1, celiaquía, etc.

En el año 2009 se llegó a la conclusión de que la lactancia materna en exclusiva proporcionaba una nutrición adecuada hasta los seis meses de edad en general, aunque algunos bebés necesitan la introducción de alimentos complementarios antes de alcanzar esta edad. En este caso la complementación se puede realizar, pero nunca antes de los cuatro meses y siempre sin dejar la lactancia materna con el fin de garantizar un desarrollo óptimo. Al respecto os recomendamos retomar la lectura de este post en el que tratábamos la introducción de nuevos alimentos en la dieta del bebé antes de tiempo.

A través de la página de la Comisión Europea podréis conocer más detalles sobre la solicitud realizada para la revisión de la introducción de la alimentación complementaria en la dieta de los bebés.

Foto | Devinf

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...