¿Cuándo es hora de ir a dormir?

El sueño en los niños es muy importante, puesto que se encuentran en plena fase de crecimiento. La hora de acostarse variará en función a la edad y a las horas de sueño que tu hijo necesita. Intenta establecer unas rutinas marcadas y ten tambien en cuenta que la calidad es tan necesaria como la cantidad.

Tanto los adultos como los niños necesitan descansar

Si nosotros decesitamos descansar para poder llevar nuestro día a día sin dificultades, imagina un niño en pleno proceso de crecimiento. Que no solo gasta todas sus energías en el juego, sino que además debe rendir en la escuela y, dependiendo de la edad, llevar adelante deberes y actividades extraescolares. Si no se da importancia al sueño del niño, será éste el primer perjudicado. Para estabecer una serie de pautas que beneficien el correcto descanso de vuestro hijo, te ofrecemos una serie de consejos prácticos. ¡Esperamos que os sirvan de ayuda!

Las horas de sueño que necesita un niño dependen muy mucho de su edad, así como de sus hábitos y del llamado reloj interno. Esto es, el organismo de cada uno de nosotros tiene unas necesidades específicas en función de muchas variables, tanto internas como externas. Lo cual hace que haya niños con mucha necesidad de reposo y otros que no lo requieran tanto. En este sentido, y a medida que tu hijo vaya creciendo, fíjate en su ritmo nocturno. Puede que lo que para tí sea poco tiempo para él sea suficiente. O al contrario. Sin embargo, sí se puede establecer un baremo aproximativo para establecer las horas que un niño requiere.

Un recién nacido necesita de 16 a 20 horas de sueño. En estos casos el sueño nunca suele producirse de un tirón, poco a poco habrá que acostumbrar al niño al hecho de que todos dormimos durante la noche. Cuando cumpla un año, el número de horas de descanso se reduce a 13-14, llegando a las 10 ó 12 a los tres años. Estas cantidades incluyen, evidentemente, las horas dedicadas a la siesta. Una vez se encuentre el niño en su etapa escolar, el sueño se hará exclusivamente nocturno, pero de manera progresiva. En un principio dormirá entre 9 y 10 horas hasta reducirse a las 8 horas convenientes en la segunda infancia y la edad adulta.

Las horas de sueño dependen de la edad del niño

La hora de acostarse dependerá  de cuándo nos tengamos que levantar. Así que si tu hijo se encuentra escolarizado y entra al colegio a las nueve de la mañana, es conveniente que calcules el tiempo medio que necesita para descansar. Y, algo muy importante, es necesario que crees una norma y que no la rompas. Si estableces como pauta que tu hijo necesita irse a dormir a las nueve de la noche, es conveniente que siempre se acueste a esa misma hora. Si empiezas a introducir variaciones, puede que sus hábitos se desestabilicen. Si no crees necesario que en vacaciones se vaya a la cama tan pronto, puedes introducir leves modificaciones… pero siempre dejando claro que lo haces porque el día siguiente no tiene que ir al cole.

Las horas de sueño son importantes. Si tu hijo no duerme todo lo que necesita es probable que se generen situaciones de irritabilidad, bajo rendimiento académico y secuelas físicas o psíquicas como picor de ojos, dolor de cabeza o cansancio generalizado.

Madre e hijo por eyeliam en Flickr

Niña durmiendo por Hassan & Mariko en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...