¿Cuándo debería ir tu hijo por primera vez al dentista?

A la salud oral se le debe prestar atención desde los primeros años de vida. Se recomienda que la primera visita sea al cumplir el año y a partir de allí cada seis meses, si no hay complicaciones.

La primera cita del niño al dentista

Cuidar la salud bucal de tu bebé es esencial para un crecimiento saludable. Aunque en sus primeros meses de vida el pediatra realiza una revisión general, debe ser el especialista quien indique si es necesario o no tomar medidas adicionales. Entonces, es apropiado que sepas cuándo debería ir el niño por primera vez al dentista. 

Algunos papás suelen retrasar la primera consulta odontológica, pero lo cierto es que debe ocurrir apenas brote el primer diente o cuando el peque cumpla un año. Puede que te parezca demasiado pronto, pero la razón es simple: donde hay dientes, pueden aparecer caries, así que no debes aplazar el encuentro. 

La primera cita de los niños al dentista

En los primeros años de vida de tu bebé, debes llevar a cabo tareas de prevención, que permitan anticiparte a un inconveniente de salud bucal. Que la primera visita del niño al dentista deba ser a los 12 meses de nacido, indica que los dientes de leche también son importantes, aunque sean temporales.

Los expertos en dentición infantil aseguran que la etapa preventiva va desde los 0 a 3 años, periodo durante el cual el chiquitín debe asistir al dentista semestralmente. Tanto papá como mamá deben indagar sobre el cuidado de los dientes de leche. Al mismo tiempo deberán enseñarle a su hijo hábitos de higiene adecuados.

Cuando el niño haya cumplido los tres años, ya mostrará prácticamente todos sus dientes de leche, por lo que será fundamental enseñarle a cepillarlos correctamente. A los cinco años comenzará a mudar las piezas dentales, por lo que la cita con el dentista continuará con la misma periodicidad: cada seis meses.

Elegir el especialista

Odontopedriatra o dentista. ¿Cuán de los dos debes elegir?, te preguntarás. Aunque ambos realizan labores similares, lo mejor es acudir a un odonpediatra. Él se enfoca en el cuidado, prevención y tratamiento de los dientes durante la primera etapa de vida. Además, tiene experiencia en el trato con niños pequeños, adaptándose a su inquieta conducta y a los requerimientos de su edad. Asimismo, procura ofrecerle un entorno amigable, para que su experiencia sea lo más placentera posible.

Por otro lado, las visitas regulares al odontopediatra ayudan a “sembrar” buenos hábitos desde temprana edad. Aseguran un correcto seguimiento, para vigilar la evolución de la mandíbula, así como la salida y crecimiento de las piezas molares. Y garantizarán una adecuada revisión. Cuando las consultas se realizan periódicamente es posible descartar o atacar problemas en la boca, más allá de las caries producidas por el biberón o deformidades en la mordida. También, se cuidan las encías.

Muchos padres creen que debido a la temporalidad de los dientes de leche, éstos son menos importantes, pero su higiene ayuda a evitar enfermedades dentales a futuro. ¡No lo olvides! Una vez que tu pequeño alcance el primer año de vida, agenda la cita con el odontopediatra. Entérate de los problemas en dientes más habituales en los niños y aplica estos tips para evitar que el chico le tenga miedo al dentista. Todo esto te facilitará la tarea.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...