Correpasillos Ducati Monster

Juguetes Chicco

Se acerca el día en el que los Reyes Magos traerán los juguetes a los niños, los más mayores tienen claras sus preferencias e ilusiones y ya han elegido, pero para los más pequeños resulta algo más complicado, todo les gusta y les fascina. Son los padres quienes deben elegir los juguetes más adecuados para los más pequeños, artículos que entretengan, diviertan y reúnan determinados valores que ayuden al desarrollo infantil. Hoy nos hacemos eco del correpasillos Ducati Monster que ofrece Chicco, un juguete de diseño con el que los niños además de divertirse, desarrollarán algunas de sus capacidades y habilidades.

La moto infantil Ducati Monster es un correpasillos con dos modalidades de uso, como se puede apreciar en la fotografía, cuenta con dos ruedas traseras de apoyo que permitirán al niño moverse sin riesgo a que puedan volcar. Esta modalidad es ideal para bebés de hasta 18 meses de edad, cuando los pequeños han desarrollado un poco más el sentido del equilibrio y son capaces de impulsarse y mantenerse gracias a sus piernas sin complicaciones, las ruedas de ayuda se retiran pasando a la segunda modalidad.

Una vez retiradas las ruedas, los niños podrán impulsarse con más facilidad circulando por los pasillos como si montaran una moto de verdad, sus piernas se encargarán de dar impulso y frenar, además, si alguien se coloca en su trayectoria, podrán tocar el claxon para tener vía libre. Esta modalidad es ideal para bebés a partir de 18 meses y hasta 36 meses de edad, la moto infantil ayudará a los niños a mejorar la percepción del espacio, la orientación, el sentido del equilibrio, la capacidad psicomotora, la autonomía… en poco tiempo estarán preparados para el siguiente paso, empezar a jugar con una bicicleta de aprendizaje.

El Correpasillos moto está fabricado en su mayoría con un plástico de alta calidad muy resistente, aunque no es apto para que esté expuesto de forma prolongada a los rayos del sol ya que perdería sus colores, sin embargo, no se comprometería su seguridad. Para limpiarlo simplemente hay que pasar un paño suave y no hay que mojarlo a fin de evitar que se dañen los componentes electrónicos, ya que además del claxon, también se puede activar la función de sonido de motor. El sistema electrónico funciona con dos pilas de 1’5 V que se colocan en un compartimento al que los niños no podrán acceder.

La relación calidad/precio del juguete es bastante buena, podéis adquirirlo en jugueterías por un precio que ronda los 68 euros, a través de la página oficial de la marca, conoceréis más detalles de la moto infantil Chicco.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...