Consejos para evitar la obesidad y el sobrepeso en el bebé

La obesidad y el sobrepeso infantil son cosas de temer ya que pueden afectar de muchas formas la vida del niño, por lo tanto hay que hacer todo lo posible para evitar cualquier tipo de trastorno de peso y para eso hay que saber que hay variadas formas de prevenirlos.

Lo primero a saber es que en lo referente a la prevención de la obesidad la mejor forma de hacerlo es desde antes del nacimiento, entonces, un bebé tiene muchas más posibilidades de tener sobrepeso si sus padres son obesos, por lo que los progenitores tienen que cuidar su alimentación.

Durante el proceso de gestación la salud de la madre es decisiva, así también como el peso que gana durante el embarazo y la posibilidad de sufrir diabetes gestacional son factores de alto riesgo de obesidad para el bebé por nacer. La mujer debe seguir un régimen donde se cuide lo que se come y cuanto se come.

Una vez nacido el niño lo más recomendable es alimentarlo con leche materna (en lo posible durante los primeros 6 meses de vida) dado que se ha comprobado que los niños alimentados con leche de fórmula o que reciben alimentos sólidos antes de los 4 meses de edad corren mayores riesgos de ser obesos, dado que consumen más calorías que los niños que son amamantados.

Alimentar con alimentos sólidos al bebé durante sus primeros meses de vida no solamente lo enfrenta a la posibilidad de excederse de peso, sino que además lo coloca como posible víctima de la obesidad a lo largo de  toda su vida, sobre todo en la edad preescolar.

Los niños que tengan un poco de peso extra por mala alimentación o por sufrir la repercusión del exceso de peso de su madre durante el embarazo, deben ser alentados a realizar actividades físicas, deportes , danzas y evitar sobre todo una vida sedentaria, aunque cuidando siempre que tengan un buen descanso.

Vía | Buenas Ideas
Foto | CBSnews

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...