¿Conoces el truco del secador para dormir a los niños?

Un aparato cuyo uso parecía ser netamente estético, puede ayudarte a tranquilizar a tu hijo. Descubre aquí de cuál se trata y cómo lo puedes utilizar.

¿Cómo usar el secador de pelo para dormir al bebé?

¿Tu bebé se niega a dormir? ¿Patalea, llora y gimotea sin parar? Si ya probaste bañándolo, amamantándolo, cogiéndolo en brazos… y nada funciona. Apela al secador. Durante la maternidad este artefacto no sólo te ayudará a embellecer tu cabello. También hará que tu bebé concilie el sueño más rápidamente. Su sonido será tu mejor aliado para tranquilizarlo.

Según varios estudios, la mayoría de los pequeños expuestos a los ruidos del secador y otros equipos similares, se duermen a los 5-10 minutos. La lavadora, el coche o la campana de cocina, parecen acunar a los pequeños. Sin embargo, el más práctico de todos es el secador de pelo.

Su uso para estos fines es sencillo. Sólo hay que ponerlo a funcionar y sostenerlo a una distancia prudente, para que el calor no alcance al niño. Notarás que, poco a poco, reducirá su llanto. 

¿Por qué el sacador favorece el sueño del bebé?

Existen ciertas dudas al respecto, pues las opiniones están divididas. Algunos aseguran que el bebé recuerda los sonidos que escuchaba en el vientre materno. Otros sostienen que esta clase de sonidos opaca al resto, induciendo al niño a ese estado de calma que lo lleva al sueño.

Los especialistas recomiendan los ruidos blancos para serenar a los pequeños más quisquillosos o difíciles. Sin embargo, recalcan que es una solución pasajera. Cuando el nene solloza, de cierta manera inquieta a su cerebro, pero el sonido del secador evita que eso sea un problema.

En este punto de la lectura quizás te estés preguntando por qué se les llama ruidos blancos. Se denominan así porque agrupan las frecuencias a una sola potencia. Los expertos los comparan con la visual de la luz blanca, que abarca todas las frecuencias del círculo cromático. El “shhh shhh shhh” que tanto empleas, es un ruido blanco.

¿Qué dicen los científico sobre esta alternativa?

A pesar de su aparente eficiencia, son pocos los especialistas que se han volcado a su estudio. No obstante, hay quienes afirman que los ruidos blancos aceleran el paso a la fase Rem o quinta etapa del sueño, que es una de las de mayor descanso. Se dice que llegar constantemente a esa ciclo estimula el cerebro, ayuda a procesar mejor la información y potencia el aprendizaje. Sin embargo, no siempre debe ser impulsado con ese tipo de sonidos.

La importancia de la mesura en su aplicación es justificada por un estudio hecho con ratones en EE.UU. En él se verificó que la exposición excesiva a los sonidos blancos retrasaba el desarrollo auditivo, dejando secuelas como retraso en el habla y la escucha. Por ende, se aconseja recurrir a ellos por poco tiempo y en situaciones puntuales.

Para esos casos extremos, en los que no puedes dormir a tu hijo de ninguna manera, puedes recurrir a tu secador. Si no tienes, busca en Internet. Allí encontrarás un amplio repertorio de sonidos blancos. Inclusive, podrás comprar un dispositivo que los recopile. Si los utilizas con moderación, no tendrás inconvenientes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...