Concurso de bebés llorones

Algunos concursos pueden resultar un poco sorprendentes para el mundo occidental, es el caso del concurso de bebés llorones que se realiza en Japón. No es una novedad y guarda relación con las creencias del país, este concurso se celebra desde hace más de 400 años y se basa en la creencia de que el niño que llora crece más rápido. Claro, que ante la imagen de un luchador de sumo con una cara seria y balanceando al bebé, pocos no se sobresaltarían, se podría decir que llorar está garantizado.

El concurso de bebés llorones se desarrolla durante el Konaki Sumo Festival que se realiza en algunos templos japoneses, en cada templo se celebra en un mes concreto, así en el mes de abril se desarrolla en el Templo Senso de Tokio, en otros templos en el mes de septiembre, octubre o febrero, evidentemente se celebra en varias ocasiones dado que los nacimientos de bebés se suceden todo el año. En el concurso, dos luchadores de sumo se enfrentan portando sus bebés para hacerles llorar, gana el que primero llora, en el caso de que lloren al unisono, gana el bebé que más fuerte llora.

En el vídeo podéis ver como es el enfrentamiento, incluso el árbitro participa, lo que es un sobresalto para los pequeños, es espectáculo y alegría para los adultos, recordemos que el concurso se basa en la creencia de que el niño que llora crece más rápido, proverbio japonés (naku ko wa sodatsu). El potente lloro se considera una bendición de los dioses, claro, que también se podría poner en marcha un concurso de los bebés que más duermen, y decimos esto porque otro proverbio japonés indica que los niños que más duermen crecen más rápido, aunque quizá resultaría más aburrido.

Volviendo al papel del juez, éste se encarga de incitar a los pequeños y les grita que lloren, en el caso de que ni los gritos o balanceos de los sumos lograran provocar los llantos, se procedería a recurrir a otros métodos como las muecas o las caretas diabólicas propias de la cultura nipona. Como decíamos al principio, es un concurso que sorprende al mundo occidental, posiblemente no será aceptado por algunos lectores, por fortuna el suplicio para los bebés dura poco y después se olvida lo ocurrido.

Aunque en el artículo de la publicación digital Diario Vasco nos hablan de los bebés que participan en este concurso desarrollado en el templo de Sensoji, como hemos dicho, el concurso de bebés llorones se realiza en otros lugares y meses del año.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...