Con estas ideas conseguirás que tu hijo coma mucho más sano

La educación comienza con ejemplo y eso incluye también los alimentos. Para que tus hijos coman más sano debes empezar por hacerlo tú mismo. Además, puedes aplicar estos sencillos consejos.

Tips para una nutrición más sana

Al principio todo menor se rehúsa a comer un alimento nuevo. Se estima que se necesitan 15 intentos para que se aventure a probarlo. Parece agotador, pero no te desanimes, con estas ideas conseguirás que tu hijo coma bien y cada vez más sano.

Desde los 5 y hasta los 7 años, tienes más posibilidades de inculcar a tus niños hábitos de nutrición saludables. Luego serán menos flexibles con gustos o costumbres. Pero ¿cómo hacerl0? Son muchas las acciones que puedes implementar, pero una de las que mejores resultados otorga, es llevarlo al super o al mercadillo contigo. Según expertos de la Universidad de Granada, si escogen hortalizas o frutas pueden aumentar su ingesta en un 80%. Nada despreciable. ¿No te parece?

¿Qué hacer para que el niño coma más sano?

Los niños imitan a los adultos o hermanos mayores. Por ende, si ve a todos comiendo alimentos desconocidos, se animarán a probarlos. La idea es que puedan acostumbrarse a comer en familia, para que vayan creando una buena relación con los alimentos, según las costumbres y normas de casa. No pierdas ocasión de “jugar” con el menú para hacerlo mucho más apetecible para ellos.  Agrega brócoli o coliflor a una hamburguesa, sustituye las papas fritas por palitos de zanahoria o de manzana. Suma plátano, avena o pera a la receta de galletas. Estas tácticas sirven para hacer más saludables sus platos predilectos. Si quieres ir más allá, acá tienes otras alternativas muy eficaces, no sólo para que aumenten su opciones alimenticias, sino para que coman más sano.

  • Cocina al vapor. Es bueno que los niños aprovechen las cualidades y nutrientes naturales de los alimentos. Es más saludable y evitarán confusiones de sabor y olor que puedan cambiar sus preferencias futuras.
  • Sirve los comestibles aparte. No mezcles las comidas. A medida que vayan asimilando los sabores, comerán cuánto quieran y en el orden que lea apetezca.
  • Prepara porciones módicas. Picar en julianas los alimentos hace que sean más fáciles de comer. En especial, si tienen los dientes sensibles porque le están saliendo o cambiando.
  • Gustos vs caprichos. Acepta que no todos los comestibles le gustarán a tu peque. Por ejemplo, puede no comer banana pero encantarle las fresas. Lo que sería capricho es darle una negativa a todas las frutas.
  • Cocina sano y congela. El factor tiempo condiciona mucho, pero con este tip será más flexible. Prepara cantidades grandes y refrigera, así evitarás apelar a la comida chatarra o restaurantes.
  • Sé creativa. Ponle nombres atractivos a cada platillo, inventa cuentos que hablen sobre sus beneficios al mejor estilo de Popeye, etc.
  • Presta atención a la presentación y elaboración. Evita que se aburran presentando el alimento solo de una manera. Prueba variedad de recetas.
  • Suma opciones. En cada oportunidad ofrece uno o dos alimentos nuevos y permite que se sirva por su cuenta. Une en la mesa los comestibles nuevos con sus favoritos. Si alguna comida no le gusta, ofrécele que se sirva menos que el resto. No olvides que el objetivo es brindarle la mejor alimentación a los pequeños de la casa. 
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...