Cómo se incrementa la producción de leche materna

Algunas madres creen que no producen suficiente leche para alimentar a sus bebés y buscan consejo a través del saber popular o a través de productos que se ofrecen como ideales para aumentar la producción de leche. La realidad es que estos remedios no funcionan, los especialistas explican que la producción de leche materna se incrementa a través de un buen agarre del bebé y con la lactancia a demanda, algo que facilitará un correcto vaciado de los pechos.

Aumentar la producción de leche materna

Como sabemos, una de las preocupaciones que tienen las madres que amamantan a sus bebés, es si producen suficiente leche para satisfacer las necesidades alimentarias que tiene su pequeño. Se puede citar por ejemplo la crisis de los tres meses en la lactancia materna, problema que se caracteriza por una mayor demanda de leche por parte del bebé, provocando que las madres crean que no producen suficiente leche o que se trata de leche que no alimenta lo suficiente. En consecuencia, algunas madres terminan planteándose abandonar la lactancia e iniciar la alimentación con leche de fórmula.

Si se trata de una madre inexperta, insegura y con creencias poco realistas, como que no es capaz de alimentar al bebé correctamente, existen muchas probabilidades de que se termine abandonando la lactancia. El saber popular realiza todo tipo de recomendaciones que responden a la pregunta cómo se incrementa la producción de leche materna, las respuestas son de todo tipo, beber mucha agua, tomar cerveza, leche de almendras, determinadas infusiones… la lista de soluciones es muy amplia. A esto hay que sumar los galactogogos, fármacos que en teoría estimulan la secreción de la prolactina, una hormona que interviene en la producción de leche.

La mayoría de estos remedios son ineficaces y no ayudan a aumentar la producción de leche materna. Ante la duda de que se produzca poca leche, hay que evitar los consejos del saber popular que, por supuesto, no están basados en hechos científicos, para ello nada mejor que recurrir a la ayuda de los especialistas y sobre todo la que brindan los asesores en lactancia materna. Lo verdaderamente importante para que el niño se alimente correctamente es adoptar una postura correcta para el amamantamiento, ofrecer el pecho a demanda (tantas veces como lo requiera el bebé) y lograr el vaciado frecuente de los pechos.

Prácticamente todas las madres pueden producir la leche que necesitan sus bebés, existen muy pocos casos en los que se dé la incapacidad para amamantar, como por ejemplo la hipogalactia. La primera regla para incrementar la producción de leche es el vaciado de los pechos, cuanto más se vacían mayor es la respuesta que se produce por el organismo, aumentando la producción de leche. Seguramente habréis conocido casos en los que una madre con gemelos alimenta a sus bebés exclusivamente con lactancia materna y no existe ningún problema. Las claves son las antes citadas, que los bebés se agarren correctamente al pecho y que tomen tanta leche como deseen.

Si un bebé no se agarra correctamente, la succión se vuelve deficitaria, el bebé no obtiene la leche que necesita y además el pecho no se vacía correctamente, el resultado es que la producción de leche se resiente y en vez de producir más, la producción va a menos. Una solución cuando existen dificultades de agarre es recurrir a los sacaleches, aunque es una alternativa para casos puntuales, siendo preferible que la madre aprenda a favorecer el agarre correcto.

En el caso de que se sigan los consejos indicados y aún así se produce poca leche, siendo esta situación verificada por los profesionales de salud, se analizará si existe algún tipo de problema o enfermedad que lo provoque. En casos puntuales se opta por la prescripción de los galactogogos, fármacos cuyo objetivo es aumentar la producción de leche, pero que sólo se deben tomar durante un periodo corto de tiempo indicado por los especialistas y siempre bajo supervisión médica. Estos fármacos se suelen prescribir a madres con bebés prematuros, en caso de lactancia inducida, por un caso de re-lactación, es decir, cuando se abandona la lactancia y al poco se vuelve a retomar, etc.

Sobre el resto de alimentos y bebidas que recomienda el saber popular, tiendas homeopáticas, etc., hay que decir que no existen evidencias de que aumenten la producción de leche. Algunos productos como el hinojo, la alfalfa, la galega, etc., se ofrecen como ideales para este cometido, pero hay que tener en cuenta que no son una solución y pueden llegar a ser perjudiciales para los bebés.

Por tanto, para incrementar la producción de leche materna, el mejor remedio es un agarre correcto del bebé y muchas tomas para poder vaciar completamente los pechos.

Foto | Malmesjo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...