Cómo saber si mi bebé está resfriado

Los virus están siempre en el aire, especialmente cuando el clima es favorable para su proliferación. Los lactantes son especialmente vulnerables, pues su organismo aún no se ha fortalecido por completo.

Sintomas de un bebe resfriado

Fuente: lucianaysalvadorlittlekingdom.wordpress.com en Pinterest

Los infantes son más propensos a sufrir enfermedades virales, por la vulnerabilidad de su sistema inmune. De allí que los padres deben estar atentos a esas señales que ayuden a saber si el bebé está resfriado. Estadísticas sugieren que los pequeños pueden padecer unas 10 gripas al año. La cifra aumenta cuando asisten a las guarderías, por el contacto con otros niños y por la rápida propagación de los virus en este tipo de espacios. Igualmente, cuando empiezan a gatear o a caminar, se llevan objetos a la boca que pudieran estar contaminados, y se contagian.

El problema adicional que se presenta con los bebés, es que como aún no han desarrollado el habla, no pueden comunicar su malestar, por lo que hay que estar alertas. En caso de alguna afección, lo mejor es concretar una cita con el pediatra, e incluso llevarlo a urgencias si se nota una dificultad mayor.

Síntomas que indican si el bebé está resfriado

La fiebre es quizás el síntoma más preocupante, y que alerta a los papás de que algo anda mal con la salud de su retoño. Puede aparecer por varias razones. Infecciones, insolación, virus y bacterias, entre otros. Pero para que nos da señas de que se trata de una gripa, hay que fijarse en otros síntomas con las que suele estar acompañada.

Uno de ellos es la congestión nasal. El chico empieza a crear un moco, líquido o espeso, que ocasiona una obstrucción en la nariz, sequedad e inconvenientes para respirar. Notarás que lo hace por la boca y que se cansa, especialmente cuando come. Junto al moco, también aparecen la tos y el estornudo. Al estar acostado en posición horizontal la tos suele empeorar por los fluidos.

La congestión y el malestar del catarro también le quitan el apetito y puede que rechace la leche. Igualmente, notarás a tu bebecito intranquilo, malhumorado y que llora más de lo normal. A esto se añade periodos de debilidad y muestras de que está fatigado. A pesar de estar cansado, le costará dormirse.

En cuanto a la fiebre, la temperatura suele elevarse hasta superar los 38 grados. Es importante tener a mano un termómetro para checar la calentura y darle supositorios o un baño, según indicaciones del médico.

Medidas de acción

Como ya se dijo, lo primero que se hará siempre, es acudir al pediatra. Éste dará el diagnóstico preciso y le indicará los fármacos y acciones que deberán emplear para combatir el resfriado. Vale destacar,que este no tiene una cura inmediata. Solo se pueden aliviar los síntomas y esperar que pase el virus.La habitación del bebé debe mantenerse fresca (no fría), ventilada y limpia. Igual aplica al resto de las estancias donde conviva el chico.

Asimismo, hay que mantener las manitos del bebé limpias. Para ello se debe lavar con frecuencia con agua y alguna solución antibacterial suave. De esta manera evitará que el infante pase las manos sucias de moco o saliva por su ojitos, y que éstos se le infecten. Igual higiene deben tener los adultos que estén con el bebito. Si te quedan dudas, lee más sobre el resfriado y la gripe en los bebés.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...