Cómo hacer para que el bebé no tome frío mientras duerme

Sobre todo en las frías noches de invierno debemos procurar que el bebé se mantenga caliente durante las horas de sueño, pero sin estar demasiado abrigado, intentándo que el ambiente general de la habitación sea óptimo y agradable teniendo en cuenta que la temperatura del cuerpo tiende a descender durante el descanso y en el proceso el niño puede pescar un resfrío.

Lo cierto es que durante el sueño muchos niños son inquietos y suelen quitarse los cobertores, por eso hay que tener en cuenta cómo hacer para que el bebé no tome frío mientras duerme, ya que a medida que los pequeños van creciendo van adoptando posturas durante el descanso, contrario a lo que hacen cuando son recién nacidos, que generalmente despiertan en la misma posición en la que se los dejó en la cuna.

Es sumamente normal que el niño vaya moviéndose buscando una posición en la que se sienta más cómodo para dormir y descansar mejor, pero en el proceso pueden quedar descubiertos, por eso hay que estar atentos sobre cómo hacer para que el bebé no tome frío mientras duerme.

Una de las mejores opciones es la de calentar el cuarto donde se colocará al pequeño con calefacción, siempre teniendo en cuenta que tiene que existir alguna abertura que permita la correcta circulación del aire, para que el ambiente no se embicie, cosa que puede ser perjudicial.

Los bebés no deben dormir muy tapados, ya que muchos especialistas aseguran que es una fuerte causa de muerte súbita, por eso es mejor provocar calor ambiental y no puntual en la cuna. En noches muy frías lo mejor es calentar el cuerpo del niño con una prenda invernal, puede ser un pijama de invierno o ropa un poco más abrigada de la que se le suela poner para acostarlo, de esa forma aunque el niño rote y se destape quedará cubierto y se mantendrá siempre caliente.

Vía | Ser Padres Hoy
Foto | Flash.pro de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...