¿Cómo escojo la bañera de mi bebé?

banera para bebe

Elegir una bañera para nuestro bebé es una decisión muy importante, ya que tal vez tu bebé aún no está listo para utilizar una bañera grande. Hasta que el pequeño pueda sentarse solito, que por lo general suele ser alrededor de los seis meses, bañarlo en una bañera para adultos puede resultar un poco incómodo y problemático.

Muchos padres disfrutan metiéndose en la bañera con sus hijos a la hora del baño del bebé, pero eso puede resultar peligroso: el bebé podría darse un golpe en la cabeza contra una superficie dura si en algún momento se te resbala de las manos.

Evitar el peligro de que se resbale en la bañera

Si tratas de bañarlo sin introducirte en la bañera con él, estar encorvada sobre una bañera honda puede generarte un terrible dolor de espalda.

Será muchísimo más sencillo mantener limpito a tu pequeño bañándolo en una bañera para bebés, diseñada para lavarlo de forma segura y divertida.

Además de evitar el dolor de espalda (las bañeras para bebé suelen estar preparadas para colocarse en un fregadero grande de la cocina o sobre una superficie grande, alta y resistente, como el mostrador de la cocina o encima de la lavadora), estas útiles bañeras hacen que sea más simple controlar a un bebé que se pueda resbalar y que está en constante movimiento, protegiéndolo en su lugar.

A día de hoy existe una gran variedad de bañeras para bebé: bañeras de plástico duro, bañeras plegables e incluso inflables. Gran parte de ellas tienen un contorno especial para que resulten más cómodas y algunas están incluso forradas con una suave esponja en su interior, existen incluso bañeras con control de temperatura. En la pasada feria de Cero a Cuatro pudimos ver muchos modelos y novedades al respecto.

Hay un gran número de modelos entre los que escoger, pero no es necesario que te vuelvas loca pensando en qué decisión tomar respecto a este tema.

Múltiples diseños de bañeras

Claro que esto ha provocado que los fabricantes generen una multitud de diseños y ventajas. Pero siempre has de tener estas cosas a considerar:

  • Debe ser de plástico grueso que no se caiga con el peso del bebé ni con el peso del agua.
  • Las bañeras para bebés que son plegables también son más convenientes para guardar y transportar, aunque las que no lo son pueden ser más macizas y resistentes.
  • Una bañera para bebés y niños pequeños podrá servirte durante mucho más tiempo, ya que tiene elementos que se ajustarán para acomodar a un bebé que va creciendo.
  • Un tapón en la base también facilitará el vaciado del agua.
  • Asegúrate de que no tenga bordes ásperos que puedan raspar la delicada piel de tu bebé.

Foto | Inferis

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...