Cómo debo bañar a mi bebé

La higiene del bebe es un acto que tanto la madres (o los padres) y el niño deben disfrutar; de hecho antes de introducir al bebe en la pequeña bañera se debe tener todo preparado, es decir, el champú, la toalla, el jabón, y todo lo que se necesite para tal momento ya que así, no se descuidará de él ni siquiera por un instante mientras se le está bañando.

Bañar al bebe es una experiencia que aterroriza mucho a los padres que son primerizos sin embargo, mientras se da es un acto que se va constituyendo como una verdadera fiesta tanto para el lactante como para los mismos padres. En realidad, lo más recomendable es que participe toda la familia para dicha actividad, es decir hasta los abuelos del niño.

Así, lo óptimo es que el primer baño se dé al tercer día que el ombligo se le ha caído al bebe; además, antes de introducir al bebe en la pequeña bañera lo ideal es que se tenga todo preparado, es decir, el champú, la toalla, el jabón, y todo lo que se necesite para tal momento ya que así, no se descuidará de él ni siquiera por un instante mientras se le está bañando.

Si hablamos de la temperatura del agua, esta tiene que tener un rango entre los 35 a 37 grados, la misma que puedes medir con un simple termómetro (el mismo que se utiliza para medir la temperatura del cuerpo del niño); además, la temperatura de la habitación o ambiente de baño debe estar entre los 22 y 25 grados


Con qué frecuencia se le debe bañar al bebe

En realidad esta depende de diferentes factores, lo óptimo siempre será bañar al bebe todos los días, pero esta frecuencia puede variar dependiendo de la disponibilidad de los padres, de la salud del bebe (es decir si su piel o sus sistema respiratorio se encuentran bien).

Sin embargo lo más importante de la sesión de baño es que el bebe disfrute del juego del agua, ya que el ha venido de un ambiente líquido, dentro del vientre materno, por lo que este contacto siempre le vendrá muy bien. Así, ya que todo baño tiene un efecto relajante, lo ideal es que los baños se efectúen antes del sueño nocturno.

Luego del baño… ¿qué debo hacer?

Una vez que sacas al bebe del agua, lo mejor será envolverlo en una toalla que lo llegue a cubrir totalmente, desde los pies hasta la cabeza para que así lo puedas empezar a secar de manera muy suave, dándole mayor atención a los pliegues que se le hacen en la piel (brazos y piernas sobre todo).

Si vieses que hay algún problema, es decir algún signo de irritación  podrías usar un secador eléctrico, sin embargo, siempre debes tener la precaución de no apuntar desde  abajo hacia arriba ya que si el bebe orinase podría ocurrir una descarga de electricidad. Además, recuerda que este aparato no puede ponerse muy cerca del cuerpo del bebe ya que podría quemarlo.

Sobre los aceites y lociones

Luego del baño, lo mejor será usar una loción o aceites para que la piel del bebe quede hidratada. Lo ideal será usar una que no contenga alcohol o colonia, es decir que sea lo más natural posible. Hoy en día, el talco ya no se usa porque en realidad reseca e irrita la piel y sobre las colonias, solo deben usarse en la ropa mas no en la misma piel.

Cada parte de su cuerpo requiere cuidado especial

Así es. De hecho existen cepillos para el cabello y aunque para los ojos no existe un cuidado en especial, se puede pasar una gasa húmeda de agua hervida desde un lado del lacrimal hacia fuera (una gasa diferente para cada ojo). También a los oídos se les debe pasar una gasa o también un cotonete (o hisopo), sin embargo, este no debe introducirse, solo pasarlo por los pliegues externos ya que de lo contrario podría perforarse el tímpano. De otro lado, en el caso de la nariz si quedasen mucosidades luego de los estornudos, lo ideal también será pasarle una gasa húmeda en dicha zona.

En el caso de la cara, lo primero será retirar algún resto de saliva o leche con una gasa (nunca un algodón, porque las hebras pueden quedarse en la boca del bebe y molestarlo).

Con respecto a las uñitas, es mejor cortarlas cuando el bebe se encuentra dormido ya que a los bebes no les gusta esta acción sin embargo, suelen arañarse la cara cuando las tienen muy largas; por tanto, es una actividad que debe hacerse con cierta frecuencia.

Para las manos, lo mejor será pasarles una gasa mojada sobre el dorso y también por la palma (sobre todo en los pliegues), separar los deditos y quitar cualquier cosa que se haya acumulado.

Elementos que componen el baño

Usa jabones de ph neutro ya que los usuales tienden a irritarle la piel al bebe. Además, también existen lociones limpiadoras que no necesitan de agua. Con respecto al champú, te recomendaría usar uno suave que no le vaya a irritar los ojos (ya que podría entrarle a su ojito). Sobre las cremas y aceites, si bien se pueden usar, no es bueno usarlas con mucha frecuencia. De otro lado, las toallas húmedas son bastante prácticas por lo que podrías escoger las que no tengan ni alcohol ni colonia. Otro elemento es el termómetro, ya que con el medirás la temperatura del agua y también la del ambiente. Así mismo, los apósitos y las gasas son bastante útiles para asear el cuerpo del bebe. De hecho, las toallas deben ser muy suaves y del tamaño suficiente para cubrir el cuerpo del bebe por completo (si fuese invierno, podrías calentarla para que la salida del agua, no sea tan brusca). Finalmente, el uso de los hisopos es opcional.

Fotografías: Fredbom, Steven Pam, Mistone.Net

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...