Cómo debe ser la habitación del bebé

Estos son los mejores consejos para decorar la habitación del bebé

Cómo debe ser la habitación del bebé

Como padres, queremos que nuestros hijos crezcan en un entorno agradable y tranquilo, en el que realmente se sientan a gusto y resulte favorable para su desarrollo. Así que, ¿cómo debe ser la habitación del bebé? Más allá de los juguetes, tenemos que hacer lo posible porque sea un espacio bonito, con los muebles adecuados.

Lo primero y más importante a considerar es que los expertos aseguran que es muy beneficioso que los más pequeños tengan una habitación propia. Durante los primeros meses o años de vida puede ser la que está situada justo al lado del dormitorio de sus padres.

No importa que el espacio sea pequeño. Lo más relevante es que sea acogedor, tranquilo y pacífico. Debemos ser conscientes de que, aunque queramos darles a nuestros hijos todas las cosas del mundo, siendo bebés no necesitan muchos juguetes y peluches. Por lo tanto, tenemos que procurar lo mínimo para favorecer su desarrollo físico y mental.

Iluminación

La iluminación es uno de los aspectos más importantes de todos en la habitación de los más pequeños. Lo ideal es que tenga una ventana de grandes dimensiones para favorecer la entrada de luz natural durante el día.

Por supuesto, la luz en ningún caso debe dar directamente en la cara de los bebés, sino que tiene que ser clara y difusa.

Es muy recomendable que el suelo y las paredes sean lavables, sin cortinas ni alfombras. Estas solo sirven para acumular polvo, y los alérgenos pueden ser muy perjudiciales para la salud de los bebés.

Temperatura

Respecto a la temperatura, debe mantenerse a entre 15 y 17 grados centígrados. En los meses de invierno, ya que la calefacción tiende a resecar el ambiente, es muy aconsejable colocar un humidificador de aire.

Muebles

En cuanto a los muebles necesarios en la habitación de los bebés, tienen que ser simples y funcionales. Como resulta lógico, el elemento más importante de todos es la cuna, que debe estar provista de una barrera para evitar que los más pequeños se caigan. Además, durante el verano, si tiene un soporte para colocar una mosquitera, mucho mejor.

Necesitamos además un armario o una cajonera para guardar toda la ropa de nuestros hijos, así como un cambiador para vestirles y cambiarles los pañales.

Una silla cómoda es esencial para darle el pecho o el biberón al bebé. Además, podemos colocar de forma adicional un cubo de ropa para la ropa sucia, y una báscula para ir controlando el peso de los niños.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...