Cómo dar el pecho al bebé

Lactancia materna

Cómo dar el pecho al bebé de forma correcta es alguna de las preguntas que se realizan las madres, especialmente las madres primerizas. El proceso no encierra complicaciones ni secreto alguno, simplemente se han de realizar los pasos correctos que facilitarán la lactancia con calidad y comodidad.

Cómo dar el pecho al bebé es una pregunta que se inicia con la posición que se debe adoptar a la hora de amamantar, el bebé debe estar tumbado de lado y su boca debe situarse frente al pezón. Decir que el bebé debe estar de lado implica que la espalda y los hombros deben mantenerse alineados en su posición, es decir, el bebé no tiene que girar la cabeza para poder alimentarse. En esta posición se debe acercar el pecho al bebé y no al contrario, es decir, no se debe acercar al bebé al pecho, ya que debe ser la madre la que se adapte a la correcta posición del pequeño.

Cuando acercas el pecho al bebé, el olfato entra en acción y el instinto innato le hace abrir la boca y agarrar el pecho. Recordemos que en el post Los sentidos en el feto, destacábamos que el sentido del olfato y del gusto se desarrollaban muy pronto, alrededor de la sexta semana del embarazo, gracias a que entraba en contacto con las distintas sustancias que recibía a través del líquido amniótico. El sentido del olfato está muy desarrollado y ayudará al bebé a localizar la fuente de su alimento, algunas madres recurren a trucos como impregnar el pecho con un poco de leche materna para llamar su atención.

Una vez se ha agarrado al pecho, supervisa que el labio inferior del bebé entre en contacto con la parte exterior de la aureola que rodea al pezón, en caso contrario será necesario realizar de nuevo la operación y conducir el pecho apuntando hacia la parte superior de su boca, de este modo se logrará un agarre perfecto y se evitarán algunos de los problemas que destacábamos en el post Problemas de la lactancia materna.

El siguiente paso sobre cómo dar el pecho al bebé contempla el posicionamiento y ubicación del pezón y su areola, recuerda que la mayor parte de la areola y el pezón, deben estar introducidos en la boca del bebé. El labio inferior del pequeño debe mostrarse plegado hacia afuera mostrando una clara postura de succión. No se recomienda asir el pecho con dos dedos a modo de pinza, este procedimiento dificulta la correcta posición a la hora de amamantar dado que el bebé sólo agarra el pezón.

El bebé debe estar bien sujeto y pegado al cuerpo de la madre, en estos casos un cojín de lactancia resulta muy eficaz y facilita todos los pasos que hasta ahora hemos citado. Finalmente, la succión de la leche materna se inicia y no debería surgir ningún contratiempo, sin dolor y sin riesgos de que se pueda producir una irritación en los pechos o las temidas grietas.

Como información complementaria recomendamos leer el post Amamantar en 10 pasos y Cómo alimentar al bebé, también será muy interesante la lectura de La lactancia materna, información para amamantar.

Foto | Benklocek

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...